lunes, 24 de diciembre de 2018

Feliz Navidad

Sí, la navidad se ha mercantilizado, americanizado, globalizado, despersonalizado... Parece que sólo importa lo material, los regalos, las cenotas, el exceso...

¿Quién no se ha quejado de los Villancicos en las tiendas? ¿O de la decoración navideña? ¿O de los empujones a comprar, a consumir, a gastar...? 

Y, espera, ¿quién no se ha quejado de la hipocresía de tener que pasar justo esos días con personas, de la familia o no, que no le gustan?

Bah, paparruchas, lo del espíritu navideño es una gelipollez.



Todos, me parece que todos nos hemos quejado de eso en algún momento.

Pues vale, ¿por qué no le damos la vuelta un poco?

Sólo tenemos que dejar de quejarnos de lo que no nos gusta e intentar cambiarlo en lo poco o mucho que podamos.

Sólo tenemos que ser un poco niños, pero de verdad, y disfrutar de lo que sí nos apaña: de jugar, de ver a personas que nos gustan, de tener ratos divertidos, de hacer el tonto.

Sólo tenemos que hacer el esfuerzo, a veces grande, con suerte más pequeño, de no ser rencorosos, crueles o megalomaníacos estos días. 

Dejemos a los grinches a los suyo, y demostrémosles que sus mierdas no importan a nadie. Ellos no se van a dar por enterados pero nosotros nos sentiremos mejor, porque la mierda huele, y huele mal, y cuanto más lejos, mejor. 

A lo mejor descubrimos que da mucho gustirrinín no ser un gelipollas y se nos queda un poco para seguir por ese camino el resto del año.

Felices fiestas. Feliz Navidad.

martes, 18 de diciembre de 2018

Primera persona del plural

Querida persona que me escribes:

He leído este hilo de @hacheFilardi y como viene al pelo para las celebrasiones del #cumpleblog creo que tienes que hacer algo así. O, mira, deja, ya lo hago yo.

Hace 10 años que nos encontramos y nunca te he dicho que estoy orgullosa de ti, de la persona que eres, y de la persona que vas a ser. Vas por el buen camino, que se te nota en la piel una barbaridad. 

Eres divertida, independiente, simpática, inteligente, con carácter, curiosa, tranquila, trabajadora, responsable, amable, práctica, empática, analítica, cariñosa a veces, solitaria, con autocontrol, amiga de sus amigos y saludadora, siempre.

¡Se te puede llevar a cualquier sitio, nena!

Durante estos diez años hemos pasado juntas por la pena de varios duelos mortuorios y de los otros, por la inquietud de varios cambios de trabajo, por el estrés de varias mudanzas, por el desgarro de separaciones y pérdidas, por alguna que otra convalecencia, y por resacas, cambios, dietas, lóquers, tintes. constipados, conciertos, ansiedades, cortes, enamoramientos, viajes, vacaciones, decepciones, horas extras, #cosas, desengaños amorosos, soledades, trastornos, películas, gafas, medicaciones, multitudes, citas, amigos, comidas, manifestaciones, gordicidades... Y por muchas siestas.

Y aquí estamos: tranquilas, razonablemente felices, casi satisfechas. Te ha costado mucho, pero lo has conseguido.

Mira hacia atrás un momento, querida persona que me escribes.

¿Te acuerdas de cuánto has llorado por el amor no correspondido? ¿Ves como no pasa nada? ¿Ves como eres menos infeliz? ¿Ves como se puede vivir sin él la mar de bien? La vida sigue. Pero de verdad: si no estás muerta, estás viva. 

Y, espera, ¿lo de estar gorda? ¿Cuánta energía, lágrimas, angustia, dolor, ansiedad, antidepresivos…? ¿No estás mejor ahora, que estás gorda igual, pero no es lo mismo? 

¿Y lo del trabajo, lo refatal que lo has pasado, lo incapaz, estúpida y miserable que te sentías? ¿Te acuerdas de cuando lo último que hacías antes de salir de casa era secarte las lágrimas porque tenías que ir a trabajar? Mírate ahora y sonríe. Nada de lágrimas. No, espera, ríe a carcajadas. Y, ya que estás, haz un cortecito de mangas de vez en cuando.

Aprecia lo que has conseguido, porque has conseguido mucho.

Has aprendido a decir que no y a apartarte de lo que no quieres y te hace infeliz. A veces ha sido… en fin… pero ya sabes que vale la pena. Quitar la mierda siempre vale la pena.

Has aprendido a estar cómoda en el nuevo blog porque ya no te sientes tan identificada con el título del anterior, ya no estás triste. La tristeza volverá en algún momento, pero también sabes que será distinta y ya no le tienes miedo.

Hablando de miedo, se te ha quitao. No tengo ni idea de cómo lo hemos hecho, pero se te ha quitao el miedo a estar viva. Ya veremos cómo solucionamos el terror a mezclar dos champuses diferentes en el mismo bote, pero del de estar viva ya te has curado. Y ambas sabemos que todo va mucho mejor.

También has aprendido a que te resbalen muchas cosas. A algunos les parecerá que el pasotismo es fuerte en ti. Ahí, nada que decir, tendrán razón y no pasa nada. Pero tus prioridades están más claras que nunca y eso es lo importante.

Ya te digo, estoy orgullosa de ti. Mucho.

Porque, sobre todo, estás aprendiendo a quererte. Sin dramas ni mierdas espirituales, con esa lógica aplastante que te esfuerzas por poner por encima de todo: eres tú la que vive ahí dentro y la única con la que puedes contar sin reservas hasta que la palmes. Nadie puede quererte más que tú. Nadie debe quererte más que tú.

Bueno, sí, yo, yo te quiero tanto como te quieres tú.

lunes, 10 de diciembre de 2018

Lo de las #cosas

El origen: 2012
Y de deberes me haces una lista de cinco cosas buenas de 2012, que alguna ha tenido que haber, el regodear se va a acabar (aunque esta vez no te pueda quitar la razón).
Former Bichejo (5 de diciembre de 2012 en Forever alone
El año 2012 fue terrible.

MUY TERRIBLE.

Me fui un tiempito y luego volví, y a punto de acabar el año mi former rubia muy favorita me puso deberes y me forzó sugirió hacer listas para recordar las cosas buenas de ese año, en lugar de regodearme en las malas.

Qué buena idea, lo del bonitismo de los cojones...

Al final salieron cosas buenas: música que sigue acompañándome, sobre todo porque la tengo en listas; principios que igual no llegaron a ser nada pero en aquel momento significaron algo; una selección de mis post favoritos; y personas estupendas que espero que estén conmigo mucho tiempo.


La gran idea

Seguramente fue idea suya porque todas las grandes ideas relacionadas con el bonitismo son idea suya. 

Seguramente me propuso hacer algo juntas y yo me tiré de cabeza porque tengo confianza ciega en former rubia muy favorita, former Bichejo. Tó lo que se cuece en esa cabecita es ORO PURO.

La idea original era que, igual que en el año anterior yo había hecho listas de cosas molonas para esparcir buenrollismo a cascoporro, propusiéramos a las personas humanas que hicieran lo propio para que el buenrollismo llegara más lejos y recogerlo todo en un blog multiautorial y pluridiverso.

Xé, pa unas risas.

Y vaya si nos reímos...


Las listas de #cosas

No tengo ni idea de cómo empezó lo de las listas, porque yo no soy muy de listas, pero de repente empezaron a aparecer unos, doses, treses... de cosas divertidas, recuerdos, sugerencias, gifs, vídeos, fotos, enlaces... 

El primer año nos pilló de sorpresa que tantos amigos quisieran reírse con nosotras, pero fue muy divertido. MUY DIVERTIDO.

De hecho, yo me he quedao pa mí pa siempre:

La Beyonpizza de La Rizos.
Las cabras de Misia:



El día que Mahiraless se convirtió en gente de postín, que eso lo he visto yo con estos ojitos y vosotros no.


Y todos los chistes de former rubia muy favorita former Bichejo, QUE ME DESCOJONO CADA VEZ QUE LEO ALGUNO.

Yo sola, en el autobús. ME DESCOJONO.


STOP listas, hola, otras cosas

Como estábamos un poquito hasta el coño de listas nos apetecía probar algo nuevo en 2016 hicimos una incursión en el proceloso mundidisco musical y lanzamos el Cántame por el camino pero tengo la sensación de que se nos quedó corto.

Tan corto que el 2017 apostamos por la innovación suicida y el bonitismo kamikaze: un amigo invisible, pero invisible de verdat.

"Que este año queremos que digas si quieres jugar sin saber quién más va a participar y sólo vas a saber quién te toca, cari".

Y va y os apuntasteis a la tontería, hay que joderse...

Para mí el 2017 ha sido el año más difícil, por la cosa logística y por la tendencia al último día del personal aunque al final todo correcto, pero también el más chulo, con diferencia.

¿No os parece bonito que haya personas que se metan en enfregaos de estos, que algunos ni se conocían, y se tomen el tiempo y la molestia de conocer algo más al otro para que se sienta un poco mejor, para que sonría, se sienta especial por un momento? Porque ese fue el espíritu de las #17cosas, y lo que nos gustaría recordar: el bonitismo.


Epílogo

Este año no ha podido haber #cosas pero no he podido resistirme a recordar que durante unos años hemos hecho algo juntos de verdad.

Y que igual volvemos, nunca se sabe.




domingo, 9 de diciembre de 2018

10 años, 10 post favoritos


  1. De tacones y hombres. Los zapatos sirven para ejemplificar cualquier cosa. Cualquier cosa.
  2. Dime que no es nada. A veces es muy difícil explicar lo que se siente, sobre todo cuando no se sabe exactamente qué se siente.
  3. Díselo. La blogosfera, tal como la conocimos, está herida de muerte. Y a mí me da mucha pena.
  4. Ella y yo. Han cambiado mucho, pero siguen siendo dos y se quieren cada día más, aunque no se lo digan.
  5. En purititas bragas.
  6. Esa cosa con plumas. Esto me ha pasado tantas veces que se me acabó la esperanza. Sobre todo de que la Petulandcia vuelva a llamarme Baronesa otra vez.
  7. Hombres casados que se la pegan a sus mujeres. "Salgo con hombres casados porque así estoy segura de que no van a pedirme que me case con ellos", dice la chica (Marilyn) a Richard en un momento de confesiones en La tentación vive arriba. Pues a lo mejor es por lo mismo.
  8. Las putas de Montera. Entonces, mi sobrino era casi sordo. Aún no tenía 4 años y ya tenía claro que tenía que ayudar a quien lo necesitara, creo que porque ya se daba cuenta de que él necesitaba ayuda. Aunque ya puede oír, todavía tiene esa ingenuidad amable de los niños y aún piensa que siempre, siempre, hay que ayudar. Menos cuando se trata de poner la mesa, ahí ya que cada uno se lleve lo suyo.
  9. Tierra quemada. Este post me recuerda que todo, TODO, es risible si pasa el tiempo suficiente y se comparte con amigos. Sobre todo si la desgracia que podía haber sido al final no ha sido. Y también me recuerda a Misia, y a las chicas en VIP, y muchas risas.
  10. Querido escritor. A toro pasado, me acuerdo con cariño de él. Nunca sabrá la de cosas que aprendí gracias a su paso fugaz por mi vida. Me saluda tímidamente cuando me ve y, a veces, me siento tentada de pararme y decirle: eres una gran persona y te mereces todo lo bueno que te pase, aunque no sea conmigo. Sé que nunca lo haré.

BONUS TRACK:
Todos y cada uno de los post de las #cosas. Lo pasamos pituti.
Los post de los Invitados. Este blog se pone muy contento cuando un amigo/a quiere escribir. Porque, ¿qué sería de la blogosfera sin lo de compartir cosas y espacios con los colegas?

sábado, 1 de diciembre de 2018

Igual sí, igual no

Gordipé cumple 10 años en 2018.



Aunque parezca que no, en diez años han pasado muchas cosas. 

Quería celebrarlo comme il faut, con grandes fastos, miles de post, fanfarrias, trompetas, purpurina y todo eso pero la vida se ha impuesto con puño de hija de la gran puta y, mira, últimamente no tengo tiempo me dedico a otras cosas que no son el blog, y me tomo con filosofía y relajo lo de este es mi blog y me lo follo como quiero

Esto lo he aprendido de mi EVIL PARTNER, la MG, que es muy sabia y quiero ser como ella en muchas cosas. 


En esto pensaba cuando se me ocurrió imponerme un reto, al estilo #proyectohuevos de hace dos veranos, y comprometerme a escribir todos los días en diciembre. 



No, en serio, hasta tengo un listado de ideas y un esquema de posts en el keep

Pero luego pensé: pero, nena, que ya no tienes el hábito de escribir en el blog, ¿qué te lleva a pensar que vas a escribir todos los días en diciembre si ni siquiera has sido capaz de acabar un meme de mierda de compartir música, con la lista tan BONICA que te estaba haciendo el superamoroso Juanjo? 

Juanjo, te quiero. Aunque no haya sido capaz de acabar el meme, te quiero.
Y más luego, pensé: a ver, ¿qué necesidad tienes de imponerte un compromiso que no importa a nadie y que va a agobiarte si no cumples, porque eres muy de agobiarte cuando fallas a tus compromisos? 



Así que he decidido que como ya no llego a celebrar bien el décimo aniversario de Gordipé, voy hacer lo que se me vaya ocurriendo y me vaya bien. 

Mientras escribo este post me sale la cara de jejeje y me acuerdo de los tuits esos que van anunciando que se cierra la cuenta, se toma un descanso o dejan de seguir a no sé quién, que siempre pienso: eh, dude, ¡que a quién coño le importa! Haz lo que quieras sin avisar, que no eres Elizabeth Queen

Pero también pienso que, oyes, ya son diez años, soy lo suficiente mayor y, efectivamente, este es mi blog y me lo follo cuando quiero y aviso porque sí.

Bienvenidos al post de anuncio de igual celebramos mucho el 10 cumpleaños de Gordipé, o igual no, y vamos a sentirnos igual de bien. 

Començons!