lunes, 29 de septiembre de 2014

El nuevo gordismo (I)

Como gorda con pedigrí y coolhunter aficionada, últimamente he detectado una tendencia en la Internec que me da un poco de miedo: la revalorización del gordismo.

Supongo que es fruto del rebote gorditista, de una mezcla entre el cansancio por la tiranía del modelo de talla 34, con el que muchas mujeres no se sienten identificadas, y que gracias a Internet y eso las gordas empezamos a estar más visibilizadas como gordas, quizás en respuesta a años y años de quejas por escondernos en el armario de tres puertas de la habitación de papás.

Me da miedo porque, igual que me parece un error la imposición de un modelo escualo, que puede causar tantos problemas de autoestima y salud en las niñas y mujeres que blablabla..., la buenificación del gordismo puede llevar a que se trivialice, a que se deje pensar que estar gorda no es tan terrible y no pasa nada llevar una talla 52, porque ahora hay ropa ideal en casi todas partes.

Creo que a veces se confunde lo de intentar sentirse bien, sea uno como sea, con defender lo indefendible: que estar gorda mola más que no estarlo. Con la excepción de quienes tienen problemas de delgadez, una no está más feliz desde que engorda varios kilos, normalmente. Cuando una se ve cada día más gorda, que de temporada a temporada no le cabe la ropa, que se cansa más, duerme peor y se le hinchan las piernas, no, una no suele sentirse mejor. ¿Puede una sentirse bien estando gorda? Supongo que sí, no trabajo ese tema pero hay quien dice que sí. ¿Es mejor estar más gorda? Salvo honrosas excepciones, no.



Me parece muy bien que se empiece a normalizar que hay personas de muchas tallas diferentes, y que quede claro que eso no tiene que ver con su desempeño profesional (habitualmente) pero, sinceramente, utilizar el argumento de que una es más feliz porque está más gorda me parece igual de peligroso que decir que una es más feliz porque está más delgada. 




NOTA: A mí Tania Llasera me parece una mujer cañón de todas las maneras.

jueves, 25 de septiembre de 2014

Círculo Podem@s de Gordipé

Tenemos tan poco interiorizado el concepto de democracia que muchos de los fanses de Podem@s han confundido la democracia participativa con el coño de la Bernarda.

Podem@s se ha convertido en una orgía de ideas, propuestas, magufadas y frikismo difícil de superar. Es como si hubiera atraído a todos aquellos que no han encontrado hasta ahora su espacio en el espectro político, porque su main topic no tiene que ver con los grandes temas de la política (economía, banca, empleo, educación, asuntos exteriores, mercados...) o porque se han dado cuenta de que su partido de toda la vida (que suele ser el PP o el PSOE, o el que haya ganado la última vez) les ha decepcionado porque ens roba.

¿Sabes ese amigo cuñao que siempre dice que es apolítico, que la política no le interesa, que todos los políticos son iguales y van a robar lo que puedan? Probablemente haya votado a Podem@s porque "al menos estos aún no se han corrompido, escuchan a la gente y dicen las verdades que nadie se atreve a decir".

Como buenos populistas y muy de la gente, los cuñados Podemist@s se han creído más de la cuenta que las redes sociales son el medio para alcanzar sus fines, o sea, destronar a la casta del poder para ocuparlo ellos, y allá que se han lanzao: a la Red, sin red. Todos. Cada uno de los individuos. Porque en Podem@s mandan los individuos, no el aparato.

Y aquí está el fallo, aquí es donde la están cagando, con todo el equipo: sin lo que ellos llaman "aparato", sin una organización, un plan estratégico, una estrategia de comunicación, unas líneas de trabajo, ¡UN CORPUS IDEOLÓGICO, COÑO!, no son más que un grupo de descerebrados, supercontentos por sentirse por fin arropados en su locura bajo unas siglas. 

Confunden participación con "como cada uno tiene el derecho de expresar su opinión y en Podem@s caben todas las opiniones, yo voy a expresar la mía, amparado por Podem@s, que da más empaque". Y crean cuentas de Tuiter, que es muy participativo, gratis y muy de la gente.

Como muestra, unos cuantos botones de cuentas de Tuiter de presuntos Podem@s:





No necesiten que nadie les ataque. Sin directrices, sin control, son su propia dinamita, su cerilla y su acelerante.

Sinceramente, a mí me recuerdan a:


Esto quedaría en una mera anécdota, en la excentricidad de unos cuantos nudistas veganos homeópatas si existiera, para contrarrestar, un @podemosinternacional, un @podemoseconomia, un @podemosinnovacion, un @podemosempleo, un @podemosenergia o un @podemosfiscal, Pero no. 

Habrá quién defienda las muchas bondades de Podemos, que las tiene. Cierto es que han sabido captar a muchas personas que no tenían espacio en los partidos tradicionales, que han movilizado a muchos ciudadanos apáticos desde hace tiempo, que promueven la participación y el compromiso, que es necesario un cambio en la política tradicional.

También lo es que como no se pongan las pilas y empiecen a sentar las bases de su programa y sus puntos de atención se van a quedar en mera anécdota que puedo haber sido y no fue.

Y, si no, al tiempo.






NOTA 1: Puedes encontrar un listado de círculos oficiales de Podemos aquí. Te recomiendo que pinches en alguno para ver lo que están diciendo en redes sociales y cuántos seguidores tiene cada uno de los temas.

NOTA 2. También puedes encontrar una reflexión más chula, seguramente, aquí. Yo estoy un poco tensa, ya.

miércoles, 24 de septiembre de 2014

La chica de las tres tetas

Estos días se comenta en la Red lo de la chica que se ha puesto otra teta. O sea, que ahora tiene tres.

Al parecer, esta cordera, de 21 primaveras, ha decidido aumentar lo que viene siendo el perímetro en número, además de en volumen, y se ha quedado asín:

La explicación es una de las mayores gelipolleces que he leído últimamente (Mariló no cuenta):
"Me la he puesto porque quería hacerme poco atractiva para los hombres, porque no quiero volver a tener citas"
A mí se me ocurren cienes y cienes de cosas más económicas y menos dolorosas que se pueden hacer para no resultar atractiva a los hombres, pero voy a empezar por las obvias:
- No te laves. Nunca.
- No te cepilles el pelo. Jamás.
- Depílate a ronchas, no sabrán si eres de las que sí o de las que no, y darás miedo.
- No te maquilles. O, mejor, maquíllate a la palpa, sin espejo.
- Engorda 70 kilos y ponte la misma ropa que llevas en la foto. Ve así a todas partes, incluido el funeral de tu madre, la proclamación de la Fallera Mayor y el juicio por escándalo público.
- Engorda 10 kilos más.
- Déjate restos de comida en la comisura de los labios.
- Anda hacia atrás y tira cáscaras de pipas a tu paso.
- Hazte una experta en los tebeos de Don Miki y conviértelo en tu único tema de conversación. Con todo el mundo.
- Engorda 10 kilos más.
- Deja de pronunciar las vocales, excepto la I.
- Tira el móvil por el váter y no te conectes jamás a Internet.
- Vete a vivir a la montaña más alta de Kirijistán.
- Ponte una escafandra y tira la llave.
- Engorda 10 kilos más.
- Rechaza las invitaciones a salir hasta que te apetezca.


Bonus track:

- Oye, ¿a ti te gustan las chicas con muchas tetas?
- Mira, a mí es que más de dos me empalagan. 

Editado:

¡ES TROLA! ¡TODO ES TROLA!

¡LA MUY SONOFABITCH SE LO HA INVENTADO TODO!

martes, 23 de septiembre de 2014

Todos los post del mundo

Empezaremos por los colores Pero cómo no puede gustarte el azul Yo detesto el naranja No puedo adorar a alguien que va vestido de naranja ese día (momento Drama Queen) Quiero escribir de cómo echo de menos a las personas, de cómo las idealizo Y me gustaría decirle a una de ellas que yo ahora también tengo un coche que no es un coche y que ahora la entiendo, porque es como sentarme en el regazo de mi padre y no voy a seguir porque la mosca negra se me mete en un ojo Y también más cosas a otra gente pero esto no es la radio ni voy a dedicar canciones Y me va a quedar una mierda de batiburrillo-post pero quiero quiero quiero (¿he dicho “quiero”? ¿vale para dar a entender que es con mucha fuerza?) regalarte esto porque no quiero regalarte el post, quiero regalarte mis ganas de que tengas otro más por tu cumpleaños Disculparás que haya perdido la capacidad de asombrar Cortázar (siempre) hacía mofa de los que aprietan el tubo de pasta desde el final y yo lo hago por imitación y me pregunto si tiene sentido Práctico sí, pero del otro, no Necesito acariciar un gato de vez en cuando: echo de menos su runrún y sus pelillos Tengo un corazón colgando de una cuerdecita beige y el mío al lado Y al moverse hacen cric cric o fris fris muy flojito Y eso me da muchas ganas de llorar pero reconforta Tengo también un cachito de mi corazón enterrado entre pinos y no puedo llegar porque la carretera de acceso me da vértigo Maldito vértigo de mierda A ratos me convierto en Lina Morgan y E-MO-CIO-NA-DÁ Y A-GRA-DE-CI-DÁ o como sea porque soy consciente de lo feliz que me hacen ciertas cosas Como compartir momentos con gente diferente y divertida que me aporta tanto, como sentir que a alguien le gusta pasar tiempo conmigo, como reírme por chorradas, como conocerte.




Este post es un regalo de cumpleaños de mi amiga Bereni-C.

lunes, 22 de septiembre de 2014

Hola, Raffaella

Jatz Me me nominó a un meme en el pleistoceno superior, Y yo, que me gusta más un meme que a un tonto un lápiz y por lo de la dominación mundial, y porque me recuerda a Raffaella Carrá, allá voy.

¿Qué sería yo si fuera...?

Un animal. Probablemente un gato, buscando el roce sólo cuando me apetece mucho.

Un libro. Me gustaría ser Mujercitas, de Louise May Alcott, pero creo que me quedo en La conjura de los necios, de John Kennedy Toole.

Un coche. Uno rojo descapotable, con muchos cromados y tapicería negra y Simpathy for the devil atronando.

Una película. Hairspray.



Un árbol. Uno de navidad. Artificial y lleno de brillos y lucecitas.

Una canción. Sin duda, Me and Bobby Mc Gee.


Una bebida. Agua con gas. Con hielo y sin limón.

Una comida. Un sandwich de Nutella.

Una prenda de vestir. Un zapato de tacón alto negro. Incómodo. 

Un cuadro. Obvio: María Emilia, María Eugenia y María Laura. Las tres.


Un edificio. La Lonja de Valencia.


Ahora hay que poner de dónde venimos...

1. Elvis.
2. Álter.
3. Cecilia.
4. Inma
5. Jatz Me

... pegar el premio (lo siento mucho, no volverá a pasar)...


... y decir dónde vamos y nominar a cinco (por el culA CINCO). Pero lo de nominar se me da fatal. Me gustaría saber qué responde todo el mundo asín que...