miércoles, 30 de enero de 2013

Canciones bonitas I

Oh there been times that I thought I couldn't last for long 
But now I think I'm able to carry on 
It's been a long, a long time coming 
But I know a change gonna come, oh yes it will 
Sam Cooke A change is gonna come

A veces pienso que no voy a poder aguantar mucho más. A veces no, muchas veces. Casi todos los días últimamente, hay que joderse pa no caerse. Otras, sin embargo, como hoy, ahora, me doy cuenta de que voy a ser capaz de seguir adelante, es lo que tiene no morirse, que a una no le queda más que vivir, sin dramatismos, oyes.

Y es que queda mucho por venir, que igual hay días que una se nubla un poco, pero son cosas que tiene la vida esta que no nos deja apagarnos un ratito y resetear, no, joder, CAGONLOSTIAPUTA, que una tiene que levantarse al día siguiente y hacer las cosas que le tocan. Y hay muchas cosas por hacer, a ver si se creen que esto se mueve solo... pero es que hoy, ahora, es otro día, y sé que algo va a cambiar, algo pasará que hará que este día sea diferente aunque parezca la misma mierda.

Oh, sí, algo va a cambiar, de eso estoy segura. ¿Ustedes no? El cambio es inevitable. Ya se lo voy contando, si eso.


Gracias, @Cuervajo, por tu inspiración.

lunes, 28 de enero de 2013

"Cosas"

Nunca he sido descuidada. Pueden contarse con los dedos de una mano las cosas que he perdido o no sé dónde han acabado. He tirado o regalado cosas y luego me he arrepentido, sí, pero eso no cuenta. Soy extraordinariamente desordenada pero suelo saber dónde está cada cosa en el enorme caos que domina mi vida.

Tampoco he sido olvidadiza. Apuntaba todo, y eso ayuda, pero aunque no lo hiciera tenía buena memoria y, por lo general, me iba bien. No he sido un genio despistao de esos. Genio, por razones obvias, soy de letras, pero despistada, tampoco.

Por eso me encuentro muy perdida últimamente. No me entiendo. Me pasan "cosas". "Cosas" muy raras en mi mismidad.

Cojo autobuses y metros que no debo.

Me paso de parada. Casi todos los días.

Olvido citas.

Me cuesta tomar decisiones.

Me estoy volviendo terriblemente piquismiquis e intolerante.

No hago cosas que debo hacer y hago cosas que no sirven para nada.

Me dejo mis cosas en cualquier sitio: las gafas en casa de mis padres, la cartera en el cajón del despacho, la tarjeta en un pantalón que no llevo puesto, mi crema de manos favorita en el autobús, el peine en el probador de H&M...

He dejado de remar. De tirar del carro de la gente y eso. Estoy cansada de estirar de todo el mundo y he decidido limitar a lo imprescindible hacer esfuerzos que sólo me traen sinsabores. O esfuerzos, vaya, en general.

Mal. MUY MAL.

Casi siempre estoy acompañada pero me siento sola y me cuesta ir, como si siempre hiciera mucho viento, viniera de cara y yo fuera cargada con la maleta a todas partes.

Es como si hubiera tirado la toalla y me dejara llevar, con el celebro siempre en off, esperando que alguien piense por mí .

He tenido momentos mejores, sinceramente.


jueves, 24 de enero de 2013

Cosas pequeñas que hacen la vida menos rubia

- Las bridas de plástico para sujetar los cables.
Yo me imagino a un señor inventor, un día en su casa, intentando entender la maraña de cables de detrás del mueble del comedor: la tele, el vídeo, el decodificador, la cadena de música, la lámpara de mesa, su reputa madre... Le veo dirigirse al pequeño taller que tiene en la salita y en el que puede trabajar cuando a su mujer no le da por utilizar la máquina de coser... Le veo enredarse ahí, durante horas, maquinando algo que le permita ordenar los cables con algo que no sea celo y cuando se quite se quede el pegamento ahí, dejándolo todo apegaloso... Veo su frustración tras varios intentos con pequeños mecanismos que se rompen, ceden, se lían... Y veo su cara de satisfacción al descubrir el milagro de las pestañas y el ganchito... y, oye, que se me pone la piel de gallina.

Briconsejo: si vas a jugar a ponértelas de pulseras... digamos... inmovilizadoras, procura tener a tu alcance unas tijeras.

- La medida estándar de los palos de escobas, mochos y eso blanco con pelusita.
La persona a la que se le ocurrió que las herramientas de limpieza doméstica, (a.k.a. fregona, mopa y escoba), tuvieran un agujero de tamaño estándar, con una rosquita en la que encajan TODOS los palos que se venden por ahí... merece una vida placentera como casi nadie.

Briconsejo: por favor, que alguien invente también la longitud estándar de los palos, los que medimos más de 1'50 cm. y nos fijamos sólo en tonterías lo agradeceremos MUCHO.

- Las cosas para sujetar el pelo: gomas, ganchos, diademGOMAS Y GANCHOS.
Mira, yo es que veo un gancho para el puto pelo y se me ponen los ídem como escarpias. Un aplauso a los inventores que han vivido por y para el bienestar de las mujeres, que como somos gelipollas nos da por dejarnos el pelo largo aunque no sepamos qué hacer con él.

Briconsejo: hay un sinfín de oportunidades en el mundo de la comodidad de las diademas detrás de las orejas, insistid ahí. Total, que es un trozo de algo curvadito, no puede ser tan difícil, por el amor de dios...

- Los imperdibles.
Que sirven igual pa un roto que pa un descosío. Literal. Cualquiera que tenga afición a estirar de los hilos que salen de la ropa sin pensar en qué sujetan está condenado a llevar varios imperdibles si no quiere que le denuncien por escándalo público.

Briconsejo: incluso aunque llevéis una caja de imperdibles en el bolso no estiréis de los hilitos que salen de la ropa, sobre todo si están en las costuras que sujetan las diferentes partes, véase, costuras laterales de lo que vienen siendo los interiores.

- Los paquetitos de toallitas mojadas.
¿Que tienes que salir corriendo después de almorzar a una reunión, te huelen las manos a bocata de tortilla de atún y hay cola para entrar en el baño del bar? Toallita mojada. ¿Que la lers de la perfumería no tiene nada para quitarte las pruebas de los 386.984 labiales que has probado en el dorso de la mano? Toallita mojada. ¿Que no hay papel en el váter? Toallita mojOJOCUIDAO.

Briconsejo: si vas a limpiarte el toto, mira a ver que no lleve colonia, que pica.

De nada.

¿Alguna más?

lunes, 21 de enero de 2013

Dame una señal

Pues es que, verás, necesito una señal.

Necesito saber si me lees, si te asomas de vez en cuando, para comprobar si sigo siendo yo o me estoy perdiendo por el camino. Necesito que me digas que todo va a ir bien, imaginarme tu sonrisa mientras soplas el café caliente y mueves el vapor a tu antojo.

Parece que has desaparecido pero te noto cerca. Por ti, por tu ausencia, he aprendido el significado de lo del aliento ese en la nuca del que se habla tanto. Que tiene huevos, que haya aprendido esto vestida y mientras escribo.

Como un fantasma, a veces noto tu mano cerca, como si fueras a darme en el hombro así, con el dedito. Me vuelvo rápidamente y no estás. Pero no sé si no puedo verte porque te has fantasmalizado completamente o porque realmente no estás. No sé y eso me mata.

Porque, verás, yo querría intentar que no me afecte, pero tengo el intentómetro saturado últimamente. Diría que no me da la vida para ocuparme de estas cosas, pero me ocupan.Y me perturba más de lo que me gustaría. Que no me gusta nada, te lo digo ya.
Necesito saber si estás.

No hace falta que te guste, no hace falta que te parezca bien, no me importa tu opinión, sólo necesito saber si estás o no.

C*ñ*, manifiéstate, haz el favor.

jueves, 17 de enero de 2013

Circulen, hoy no hay post.

... y hoy no hay post porque no me salen cosas bonitas y estoy muy emo y muy negativa y me echan la bronca con razón y me hacen pensar y ya pienso demasiado y sólo me faltaba andar maquinando en que sí tienen razón aunque me dé rabia que la tengan y sepa que lo dicen porque me quieren pero es que no tengo fuerzas ni ganas para poner buena cara a los días que ya tengo bastante con levantarme por las mañanas y no llorar todo el rato incluso aunque no tenga motivo y a veces incluso no sepa por qué... *

Pero estoy bien. No, en serio, estoy bien.

Como decía, hoy no hay post.



* Aquí van las comas que faltan: ,,,,, Y aquí los puntos: ..... Las y pueden buscarlas ustedes mismos, no querrán que lo haga yo todo.