Mostrando entradas con la etiqueta Recetario. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Recetario. Mostrar todas las entradas

jueves, 29 de marzo de 2012

D I E T A

Hace unos días que estoy a pseudo dieta. Otra vez. MUERTE Y DESTRUCCIÓN.

Pero no hay mal que por bien no venga porque ya estoy delgadísima. He pasado de estar como un tonel a estar gorda casi sin esfuerzo. Hay que ver lo que pueden llegar a notarse 300 gramos...

El caso es que se conoce que la gordedad es una preocupación muy extendida así que, inspirada por un repentino ataque de servicio público, he decidido compartir con los lectores de este humilde espacio el secreto para lucir una figura lozana y renacentista que quepa en la ropa del verano pasado: MIS RECETAS DE COCINA DE MENOSGORDEZ.


Como esta entrada me ha quedado algo corta voy a ir a avanzando los ingredientes básicos que no pueden faltar en la cocina de los futuros fanes del recetario. No son todos los que están pero sí están todos los que son:


- Cosas que huelen a playa: unas veces son lonchas de pez, otras trozos de pez... de vez en cuando son como pulseras power balance o como camas de viscoelástica de la Barbie... según, vaya. Al parecer, cuanto más claritas son menos engordecen. Lo rosa, CACA.

- Cosas redondas color rosa: aquí es al contrario, lo rosa es bien. Las llaman hamburguesas de pavopollo PERO NO LO SON.
- Leche sin lactosa desnatada: es el aguachirri esa en tetrabricks.
- Peras: es.
- Pimientos: hay rojos y verdes.
- Tomates: son esas cosas rojas con pepitas dentro que se ponen en las ensaladas.
- Zanahorias: tienen forma de vibrador y son del Valencia C.F.

Soy consciente de que la ginebra, la cerveza el vino blanco y el Colacao igual no son ingredientes muy ortodoxos del recetario de menosgordez pero son imprescindibles para mantener la cordura en este valle de lágrimas. Y SE QUEDAN.

Permanenzan atentos a sus pantallas porque en cuanto decida con qué oración encomiendo a los dioses mi alma gordilínea me pongo con el recetario.

He dicho.


(Tenía tanta hambre que me he comido algunas palabras mientras escribía. Aquí van, ahora sin chupar: ya, con, futuros, Al, que, para, los)