Mostrando entradas con la etiqueta Bereni-C. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Bereni-C. Mostrar todas las entradas

martes, 23 de septiembre de 2014

Todos los post del mundo

Empezaremos por los colores Pero cómo no puede gustarte el azul Yo detesto el naranja No puedo adorar a alguien que va vestido de naranja ese día (momento Drama Queen) Quiero escribir de cómo echo de menos a las personas, de cómo las idealizo Y me gustaría decirle a una de ellas que yo ahora también tengo un coche que no es un coche y que ahora la entiendo, porque es como sentarme en el regazo de mi padre y no voy a seguir porque la mosca negra se me mete en un ojo Y también más cosas a otra gente pero esto no es la radio ni voy a dedicar canciones Y me va a quedar una mierda de batiburrillo-post pero quiero quiero quiero (¿he dicho “quiero”? ¿vale para dar a entender que es con mucha fuerza?) regalarte esto porque no quiero regalarte el post, quiero regalarte mis ganas de que tengas otro más por tu cumpleaños Disculparás que haya perdido la capacidad de asombrar Cortázar (siempre) hacía mofa de los que aprietan el tubo de pasta desde el final y yo lo hago por imitación y me pregunto si tiene sentido Práctico sí, pero del otro, no Necesito acariciar un gato de vez en cuando: echo de menos su runrún y sus pelillos Tengo un corazón colgando de una cuerdecita beige y el mío al lado Y al moverse hacen cric cric o fris fris muy flojito Y eso me da muchas ganas de llorar pero reconforta Tengo también un cachito de mi corazón enterrado entre pinos y no puedo llegar porque la carretera de acceso me da vértigo Maldito vértigo de mierda A ratos me convierto en Lina Morgan y E-MO-CIO-NA-DÁ Y A-GRA-DE-CI-DÁ o como sea porque soy consciente de lo feliz que me hacen ciertas cosas Como compartir momentos con gente diferente y divertida que me aporta tanto, como sentir que a alguien le gusta pasar tiempo conmigo, como reírme por chorradas, como conocerte.




Este post es un regalo de cumpleaños de mi amiga Bereni-C.