Mostrando entradas con la etiqueta #cosas. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta #cosas. Mostrar todas las entradas

miércoles, 4 de septiembre de 2019

Cosas que nunca vas a saber VI

Querido abogado de lo mercantil:

Me gustabas.

Me gustabas tanto que dejé que te comieras la ensalada que arrastré durante todo el día sin rechistar.

Tanto, que me emborraché contigo como ya no recordaba hacerlo.

Tanto, que he experimentado contigo lo de salir de todas mis zonas de confort y no me importa que no haya salido como esperaba.

Tanto, tanto, que rompí casi todas mis reglas no escritas para la primera cita, para lo que hay que hacer después de la primera cita y para lo que no hay que hacer no sé cuanto tiempo después de la primera cita.

Podría decirte que estoy segura de que nos llevaríamos bien si te echaras a la piscina y nos conociéramos algo mejor pero no me atrevo: he aprendido que me equivoco mucho cuando intento saber qué piensan o cómo son las personas.

No vamos a tener la oportunidad de saberlo pero no pasa nada, te deseo lo mejor y un poquito más de empuje para tomar esas decisiones que parece que te cuesta tanto tomar.

Es una pena, pero no puedo asegurarte que estaré ahí cuando te decidas. No porque tenga prisa, es porque ya no tengo paciencia para esperar sentada.

lunes, 10 de diciembre de 2018

Lo de las #cosas

El origen: 2012
Y de deberes me haces una lista de cinco cosas buenas de 2012, que alguna ha tenido que haber, el regodear se va a acabar (aunque esta vez no te pueda quitar la razón).
Former Bichejo (5 de diciembre de 2012 en Forever alone
El año 2012 fue terrible.

MUY TERRIBLE.

Me fui un tiempito y luego volví, y a punto de acabar el año mi former rubia muy favorita me puso deberes y me forzó sugirió hacer listas para recordar las cosas buenas de ese año, en lugar de regodearme en las malas.

Qué buena idea, lo del bonitismo de los cojones...

Al final salieron cosas buenas: música que sigue acompañándome, sobre todo porque la tengo en listas; principios que igual no llegaron a ser nada pero en aquel momento significaron algo; una selección de mis post favoritos; y personas estupendas que espero que estén conmigo mucho tiempo.


La gran idea

Seguramente fue idea suya porque todas las grandes ideas relacionadas con el bonitismo son idea suya. 

Seguramente me propuso hacer algo juntas y yo me tiré de cabeza porque tengo confianza ciega en former rubia muy favorita, former Bichejo. Tó lo que se cuece en esa cabecita es ORO PURO.

La idea original era que, igual que en el año anterior yo había hecho listas de cosas molonas para esparcir buenrollismo a cascoporro, propusiéramos a las personas humanas que hicieran lo propio para que el buenrollismo llegara más lejos y recogerlo todo en un blog multiautorial y pluridiverso.

Xé, pa unas risas.

Y vaya si nos reímos...


Las listas de #cosas

No tengo ni idea de cómo empezó lo de las listas, porque yo no soy muy de listas, pero de repente empezaron a aparecer unos, doses, treses... de cosas divertidas, recuerdos, sugerencias, gifs, vídeos, fotos, enlaces... 

El primer año nos pilló de sorpresa que tantos amigos quisieran reírse con nosotras, pero fue muy divertido. MUY DIVERTIDO.

De hecho, yo me he quedao pa mí pa siempre:

La Beyonpizza de La Rizos.
Las cabras de Misia:



El día que Mahiraless se convirtió en gente de postín, que eso lo he visto yo con estos ojitos y vosotros no.


Y todos los chistes de former rubia muy favorita former Bichejo, QUE ME DESCOJONO CADA VEZ QUE LEO ALGUNO.

Yo sola, en el autobús. ME DESCOJONO.


STOP listas, hola, otras cosas

Como estábamos un poquito hasta el coño de listas nos apetecía probar algo nuevo en 2016 hicimos una incursión en el proceloso mundidisco musical y lanzamos el Cántame por el camino pero tengo la sensación de que se nos quedó corto.

Tan corto que el 2017 apostamos por la innovación suicida y el bonitismo kamikaze: un amigo invisible, pero invisible de verdat.

"Que este año queremos que digas si quieres jugar sin saber quién más va a participar y sólo vas a saber quién te toca, cari".

Y va y os apuntasteis a la tontería, hay que joderse...

Para mí el 2017 ha sido el año más difícil, por la cosa logística y por la tendencia al último día del personal aunque al final todo correcto, pero también el más chulo, con diferencia.

¿No os parece bonito que haya personas que se metan en enfregaos de estos, que algunos ni se conocían, y se tomen el tiempo y la molestia de conocer algo más al otro para que se sienta un poco mejor, para que sonría, se sienta especial por un momento? Porque ese fue el espíritu de las #17cosas, y lo que nos gustaría recordar: el bonitismo.


Epílogo

Este año no ha podido haber #cosas pero no he podido resistirme a recordar que durante unos años hemos hecho algo juntos de verdad.

Y que igual volvemos, nunca se sabe.




jueves, 30 de noviembre de 2017

El post de la Rizos

Hoy La Rizos nos ha dedicado un post y una canción.

El post podéis leerlo en Una de Rizos, el blog de la oveja más bonita de la blogosfera y del resto del extranjero.

Y la canción podéis escucharla aquí:


Cosas como esta hacen que la vida sea mucho mejor porque, ya saben, quién canta, su mal espanta.

Gracias, Rizosa. Te queremos UNA JARTÁ. Así en plural y en mayúsculas.

miércoles, 4 de octubre de 2017

Cosas que he aprendido

Hace justo un año estaba muy contenta porque cambiaba de trabajo, después de unos años muy difíciles.

Menos mal que estaba muy contenta. 

No ha salido bien.

Tenía un compañero-jefe (uno) y hemos sido incompatibles. Y, claro, así es difícil y ya no trabajo allí.

De esta experiencia he aprendido varias cosas que, si soy medianamente lista, recordaré en el futuro, y que comparto por si pueden servir a alguien:
  • Del amor al odio hay menos de un paso.
  • Es muy difícil pensar que no eres una mierda cuando todos los días te dicen que eres una mierda.
  • Es muy fácil dejar de pensar que eres una mierda cuando dejan de decírtelo.
  • Es normal no saber qué hacer cuando te encuentras en una situación desagradable nueva, no te machaques mientras aprendes cómo enfrentarte a ella.
  • Huir no es de cobardes, es de supervivientes.
  • Muchas veces, la primera impresión no vale para nada.
  • Nunca, nunca, NUNCA, hay que fiarse de alguien que dice a los demás que tienen que ser mejores personas.
  • Para tomar decisiones hay que estar dispuesto a cambiar, y a aceptar que lo que te espera puede que no sea perfecto.
  • Por mucha adaptación al medio de la que seas capaz, cuando eres un elemento nuevo el medio también tiene que adaptarse, aunque sea mínimamente. Si no, no hay nada que hacer.
Bonus track: Olvida rápido, que se queda la piel mucho mejor.

jueves, 28 de septiembre de 2017

Cosas que nunca vas a saber V

Querido periodista:

No he llegado a conocerte bien pero eres inteligente, atractivo, guapo, divertido, y muchas cosas buenas más. Lo muy malo sí lo conozco: eres cobarde y superficial.

Pero, oye, no pasa nada si desapareces después de nosecuantos días pasándolo estupendamente. No pasa nada si no quieres seguir, si no te gusto, si no te intereso, si has conocido a otra que te mola más... Soy consciente de que no gusto a todo el mundo aunque confieso que, cuando alguien me dice que le gusto, tiendo a pensar que es así. 

Bueno, no pasa nada, si nada.

No pasa nada si has dejado de sentir esa conexión que decías que teníamos, si ya no te pongo como decías que te ponía, si ya no te intereso como asegurabas, si ya no te hago gracia como parecía.

No pasa nada. 

Soy lo suficientemente mayor para haber pasado por todas esas cosas y haber sobrevivido así de inteligente, lozana y divertida como sé que soy, y me gustaba que me dijeras. Soy lo suficientemente señora como para aceptar el fracaso y seguir viviendo la mar de bien. 

Ni siquiera tenías que darme explicaciones, pensaba que había quedado claro cuando te dije "no tienes que darme explicaciones".

Pero, eh, no pasa nada, en serio.

Ahora, chato, sí te hubiera agradecido que hubieras tenido la deferencia de decirme, al menos, que ibas a desaparecer. Hubiera agradecido un adiós, por lacónico que fuera.

Porque, que sepas, que lo que podía haberse quedado en un recuerdo tan bonito como el de querido escritor va convertirse en un recuerdo de mierda y, mira, no sé tú, pero a mí no me gusta pasar así a la historia de nadie.

jueves, 6 de julio de 2017

Día 3: Cosas que nunca vas a saber IV

Querido policía local buenorro.

Es una lástima que estés casado. Una lástima para mí, I mean. Para ti, tú sabrás.

Una lástima para mí porque yo quiero volver a verte y la logística con los casaos, ya sabes, es un coñazo sideral.

Aunque no voy a hacerlo, que quedaría raro, me gustaría darte las gracias.

Has sido muy útil para superar ese miedo atávico que siempre he tenido a los hombres buenorrísimos, como si no me los "mereciera".

Que es un concepto muy chungo, pero es la forma en la que imaginaba ese sentimiento: merecer.

Que no es que gracias a ti haya aprendido que merezco más o menos o blablabla, qué va, es que gracias a ti, a la pseudo relación que estamos teniendo, he aprendido que lo de merecer o no es un concepto de mierda que no tiene ningún sentido.

Excepto si eres Donald Trump y Rajoy te dice que tiene un crush contigo y nunca se despega de ti. Entonces sí te lo mereces. TODO.

martes, 13 de junio de 2017

Cosas que nunca vas a saber III

Hola, intelectual random.

Mira, llámame loca, pero tengo la sensación de que no es que hayas tenido mala suerte y no te hayas encontrado con mujeres inteligentes a lo largo de tu vida, es que no sabrías identificarlas aunque te mandaran a la mierda en esperanto a la cara.

Me sorprende que me digas que estabas a punto de tirar la toalla de las redes de ligar porque sólo encuentras chonis tontas recauchutadas, y que menos mal que me has encontrado a mí, faro cultural de Occidente, para devolverte tu fe en la inteligencia femenina y en los unicornios.

Me sorprende lo de tirar lo toalla, digo, porque no entiendo bien por qué es tan importante para ti dar con una mujer inteligente si luego tu interés está focalizado en demostrar lo sátiro que crees que eres y correrte en las tetas. De quien sea.

Y, mira, ya que estamos, tu esnobismo es de idiotas. Si has venido a follar, filtrar por la inteligencia es de ser idiotas. Igual te sorprende pero las chonis, recauchutadas o no, también follan. Así que eres un ejemplo de que tener una carrera universitaria no garantiza nada. Fíjate, tú, precisamente tú, que dices que la tienes, no eres lo que se dice un genio.

Igual piensas que, como soy gorda y no especialmente atractiva, lo que necesito oír para rendirme a tus pies y llevarme al huerto es que me digas que no te importa el físico, que los pibonazos recauchutados no tienen nada que hacer contigo porque no llegan a tus estándares inteligentes.

Y te equivocas. Estás haciendo mal el filtro. Ser un pibón no está reñido con ser inteligente.

jueves, 20 de abril de 2017

Cosas que nunca vas a saber II

Querido pintor:

Entiendo que no entiendas por qué las mujeres desaparecen de tu vista después de la segunda cita. Entiendo que te preguntes por qué, si eres un buen tío, ambicioso, guapo, atento y con negocio propio, las mujeres no quieren volver a verte.

No sé por qué otras chicas no quieren seguir viéndote, pero sí sé por qué no quiero yo.

No quiero a un hombre que me diga que es fácil de domesticar, yo no soy domadora. No quiero a un hombre que siga viviendo con sus padres a los 40 porque es más cómodo, mi casa ya se ha cerrado como spa vacacional. No quiero a un hombre que crea que tiene que pagarme la cena y la copa porque las cosas tienen que ser así.

Pero, sobre todo, no quiero a alguien que me tome por tonta y me diga lo que cree que quiero oír y lo contrario cuando se da cuenta de que se ha equivocado.

Espero que encuentres lo que buscas, si aún existe.

jueves, 30 de marzo de 2017

Cosas que nunca vas a saber

Querido escritor:

Hace poco que nos conocemos. No, espera, no nos conocemos. Hemos hablado y chateado, nos hemos reído, compartimos tonterías, gustos e intereses, pero no nos conocemos. 

No sé nada de tus rutinas, por qué te has roto, qué necesitas para recomponerte o cómo podrías sentirte mejor. No sé casi nada de ti. Y tú tampoco sabes casi nada de mí.

Y es una pena que vayamos a quedarnos sin saberlo.

La vida es así de puta. Tú estás peor de lo que pensabas por algo que no sé, pero puedo intuir, y yo estoy mejor de lo que nunca hubiera podido imaginar, y tú ni siquiera lo sabes. 

Mientras leía tu mensaje pensaba en que era una pena todo, como esas películas en las que los protagonistas caminan bajo la lluvia en direcciones diferentes, cada uno a un lado de la autopista, y no hay forma de cruzar.

Que yo haría el esfuerzo, ojo. Me arriesgaría. Por primera vez en una eternidad, me arriesgaría, porque me gustas y me interesas. Pero no voy a mover un dedo porque parece que tú no estás por correr ningún riesgo, y yo ya no necesito ser salvadora de nadie, ni entenderte para decirte adiós. 

Sin embargo, espero que te recuperes, que te quites la tristeza y salgas de ahí donde estás metido. Me da el pálpito que te lo mereces. 

Es una pena que nos quedemos sin saber nada.


jueves, 29 de diciembre de 2016

Cosas bonitas que me han dicho este año

  1. Cuando duermes ya no frunces el ceño.
  2. Da gusto trabajar contigo.
  3. Eres la persona seleccionada.
  4. Eres una gran alumna.
  5. Estás siendo muy valiente.
  6. Estoy orgullosa de ti.
  7. Gracias por venir.
  8. Has cantado fatal, y eso es muy raro.
  9. Me alegro mucho de verte.
  10. Me alegro mucho por ti. 
  11. Pareces tan tranquila que me pones nervioso.
  12. Quiero hacer cosas contigo.
  13. Quiero pasar más tiempo contigo.
  14. Tienes cara de follar todos los días.
  15. Voy a echarte de menos todos los días.
  16. Ya sé que no eres muy de listas PERO.
Fuck you, 2016!


jueves, 24 de noviembre de 2016

Cántame por el camino

Que sí, que es verdad. 

2016 ha sido un año tirando a horroroso en el que han pasado cantidad de cosas chungas: el Brexit, Trump, la (no) cobra de Bisbal a Chenoa...

Hemos despedido a artistas como Prince, David Bowie o Leonard Cohen. El mundo es un poco más feo. 

​Twitter ha sido un hervidero de malos rollos, flames y horrores varios... ¡si hasta hemos matado a Rita! Bueno, salvo el día del concierto de OT, que lo dimos todo y volvió a ser lo que era, una risa constante y el sitio en el que sacamos nuestra mejor versión y la más creativa. Porque la música (y la risa y los gallos y desafines varios) saca lo mejor de nosotros. Y claro, esto hace que pensemos #cosas.

Este año no pensábamos para nada en #cosas, pero claro, cómo no hacerlo con la de disgustos que nos hemos llevado. Si de otros años menos chungazos hemos sacado listas, el mundo no se merece que en este año del horror no haya #cosas. Y claro, habrá #cosas. Pero un poquito diferentes a otras #cosas.  

Podríamos despedir el año a lo "Que te den, 2016", pero se nos han adelantado.



Así que lo vamos a despedir cantando, que el que canta su mal espanta. Y para ver si tenemos suerte y 2017 no llega muy asustado, que el pobre se encuentra un panorama un poquito desolador. También es verdad que tiene que hacerlo muy muy mal para no superar a 2016. Pero mejor no tentemos a la suerte que en esta vida todo es susceptible de empeorar.

Y ahora es cuando empezáis a jugar vosotros. Este año no puede ser más fácil. Piensa una canción. No tiene por qué ser de este año. Pero tiene que darte muy buen rollo. O ganas de bailar. O risa tonta. O que te guste lo suficiente como para que te quite las penas de esta tragedia de año. Que no haya penas, ni pagafantas, ni intensismos.

Si quieres mandar un par de líneas explicando por qué es tu canción del buen rollo 2016, pues vale. A lo mejor incluso lo publicamos.​ Y título. ¡Pon un título de post!

¿Ya la tienes? Pues date prisa en enviárnosla. El día 1 nos vemos en Cántame por el camino.

Este post es de MG.



NOTA: ¿Hemos dicho ya que pongas un j*d*d* título?

Esto es de Gordipé. EJEM.