viernes, 31 de diciembre de 2021

La culpa es del p'alante

Aunque no es exactamente lo mismo, me pasa un poco como a Nisi, no quería acabar el año sin escribir.

No recuerdo ningún final de año que no haya dicho "por fin se acaba este año de mierda", como si el simple cambio de número significara que los problemas desaparecen o se solucionan. Sé que no, a la vista está que no soy una persona especialmente optimista o poco realista. 

Este año no es diferente, empiezo a pensar que tiene más que ver con la adultez y la vida que con los años, llámame loca. Oh, bueno, va, este año igual tiene también un poco que ver con lo de la pandemia y eso.

LA PANDEMIA.

A pesar del horror que han sido estos últimos años, de ser consciente de que los problemas que me acosan no van a hacer más que empeorar, acabo 2021 con una sonrisa y un mantra: PALANTE.

Y la culpa es de mis amigas y de las #Coronacosas

De mis amigas porque han sido un apoyo irreemplazable estos años. Nadie sabe qué hubiera pasado si todo hubiera sido de otro modo, yo lo único de lo que estoy segura es que sería peor persona. Vamos a empezar 2022 con el palantismo, y ya veo desde aquí las posibilidades.

Y también ha sido culpa de las #Coronacosas. Este año ha sido la explosión de la panda en Tuíter y ha sido un mes sensacional. Se ha creado una energía muy especial, con cariños de ida y vuelta entre un montón de personas. No nos conocemos todas/os con la misma intensidad, pero sí hemos tenido claro desde el primer momento que teníamos un objetivo común durante este mes: divertirnos y compartir bonitismo, disfrutar juntos/as del momento, acompañarnos y decir, de manera explícita "estoy aquí, por si me necesitas".

Para muchas de las personas que formamos parte de esta locura, #cosistas con día o sin, esta compañía, compartir este objetivo de divertirnos juntos, de tenernos en cuenta, de estar presentes y dispuestos/as, de escucharnos, ha significado mucho. Yo soy una de esas personas.

Por eso quiero agradeceros que queráis jugar con nosotras, vuestros mensajes, el buen humor, la disposición, el cariño, la empatía.

Con el subidón que me ha dado todo esto me han venido a la cabeza algunos propósitos para 2022:

  • Ahora sí, ya, empezar a currar para poner en marcha un podcast. 
  • Escribir todas las semanas en el blog.
  • Querer más, si es posible a mis amigas. 
  • Conciliar mejor. Esta va a ser muy difícil, PERO.

Aunque la experiencia me dice que a final de año el contador estará a cero no quiero perder la oportunidad de que uqede por escrito, al menos.

Gracias a todos/as por un mes de diciembre excepcional, y por lo que está por venir.

Y feliz año nuevo.

Esta es la lámina que @Verd_Ana me regaló en su día. Mil gracias.

1 comentario:

  1. Buenos propósitos todos. Sorprendentemente, estoy especialmente de acuerdo con el del blog jajaja. Ha sido un diciembre guay, desde luego, gracias por organizar estas cosas siempre. Y que sea un 2022 lleno de cosas buenas.

    ¡FELIZ AÑO!!

    ResponderEliminar