lunes, 20 de marzo de 2017

Solos

Cuando un señor me entra en cualquier de las redes sociales de quedar, lo primero que pregunto es si tiene pareja. Algunos contestan que sí, sin problemas. Otros que no, y luego que sí., o que es complicado. 

Muchos se sorprenden por la pregunta, e incluso intentan convencerme de que no es importante, que no va a suponer ningún problema. 

Bueno, no sé, igual no supone ningún problema para ellos, pero tengo la suficiente experiencia en el tema como para saber que para mí acabará siéndolo y que, a veces, para sus parejas también. Que no es que me importen parejas de otros a quienes no conozco, es que siempre, siempre, acaba golpeándome la mierda.

Sin embargo, no son estos los que más me sorprenden. No sé si lo entiendo como toca, pero no me sorprende que personas con pareja busquen líos alternativos para espolvorearse. Novedad, aburrimiento, lujuria pura y dura... que somos humanos, que un espolvoreamiento sorpresivo le mola casi a cualquiera. Hasta puedo llegar a comprender que alguien emparejado se enrede que otra persona y no sepa o no quiera acabar con ninguna de las dos, o que le satisfaga más mantener a las dos.

Los que más me sorprenden son los que acaban reconociendo que están buscando hablar, comunicarse con otras personas, desconectar. Algunos incluso reconocen que no tienen especial interés en quedar, follar o lo que sea, simplemente quieren hablar con otra persona porque se sienten solos. Tócate los cojones, mariloli.

No soy tan ingenua como para pensar que uno no puede sentirse solo cuando está acompañado. Hay millones de razones por las que alguien puede necesitar comunicarse con otra persona y no con su pareja. 

Lo que no consigo entender es por qué, cuando a uno le pasa eso, no llama a un amigo o amiga, o se relaciona con su entorno, se desahoga, desconecta, y se dedica a contar su vida a una desconocida en una red social para ligar. No entiendo que sea un comportamiento estructural.

Porque para llegar a eso, a buscar desconocidas a las que contar tu vida, pasando de tu pareja, hay que dedicar un tiempo. Hay que crear un perfil y seleccionar fotos que, por lo que sea, te llaman la atención. Hay que tener ganas de ignorar a tu pareja, aunque sea un rato, y dedicar ese tiempo a intentar crear cierta complicidad con una desconocida. Hay que querer contar tu vida a una cualquiera para, sospecho, no estar con tu pareja, ni hablar con tus amigos. ¿Cómo es posible que alguien se encuentre tan solo y sólo se le ocurra meterse en una red de ligar?

No lo entiendo.

Hablamos de evolución y, mira, tirando a poco, eh, tirando a poco.


4 comentarios:

  1. Porque hay gente que no tiene amigos, que no sabe tener amigos, que no sabe comunicarse cara a cara. El tiempo que les lleva montarse un perfil no es nada comparado con el esfuerzo de comunicarse cara a cara, sobre todo si tienes 40 años y no tienes amigos...

    Y sí, hay gente que con 40 años no tiene amigos. Y eso es muy duro, mucho más que crearse un perfil en una red de ligar.

    ResponderEliminar
  2. Sí, creo que hay mucha gente muyyy sola. Mucho. Ahora, también te digo, no hay nada más cierto que el dicho "tres es multitud". Si no nos entendemos en pareja, imagínate con más gente por medio...

    ResponderEliminar
  3. Sí, hay mucha soledad. Y también existe (creo yo) la posibilidad de que sigan eso para no parecer desesperados-salidos-pervertidos y en realidad no quieran hablar, si no frungir. Que igual es que soy muy desconfiada, no te digo que no.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  4. Tanto darle a los teclados, la gente pierde el sano hábito de "cascar".
    Igual le preguntas a su pareja y te dice que es soso a matar....

    ResponderEliminar