martes, 19 de julio de 2016

Sobre el romanticismo

romanticismo
De romántico e -ismo. Escr. con may. inicial en aceps. 1 y 3. 
1. m. Movimiento cultural que se desarrolla en Europa desde fines del siglo XVIII y durante la primera mitad del XIX y que, en oposición al Neoclasicismo, exalta la libertad creativa, la fantasía y los sentimientos. 
2. m. Modo de expresión artística y literaria que responde a los planteamientos del Romanticismo. 
3. m. Época en que prevaleció el Romanticismo. 
4. m. Sentimentalidad excesiva. 
5. m. Cualidad de romántico. Atraía a las mujeres por su valentía y por su romanticismo.

Quedémonos con la acepción 4 de la RAE. Sentimentalidad excesiva.

Dice la RAE, también, que la sentimentalidad es la cualidad de sentimental, que alberga, suscita o es propenso a sentimientos tiernos (afectuosos, cariñosos, amables).

Mira, si a esto vamos, o todo o nada. 

Llámame pragmática, si quieres. Descastá, fría, lo que tú quieras, pero a mí el romanticismo al uso... como que no.

Yo quiero romanticismo en todas mis relaciones, en todas, no sólo en las de pareja o con derecho a roce. Quiero sentimientos afectuosos, cariñosos, en todas mis relaciones porque, si no, no quiero esa relación.

Podría ser menos ortodoxa, claro, hablando del romanticismo como ese almibaramiento de las relaciones de pareja, que parece significar que uno hace cosas un poco cursis para demostrar el amor a la otra persona. Igual es que me he vuelto demasiado escéptica, demasiado dura, demasiado exigente o demasiado imbécil, pero no. Si me refiriera a ese romanticismo diría que está sobrevalorado porque, llámame loca, pero para mí no es imprescindible. A mí me demuestras que me quieres o no de normal, no con almibaramientos que van a hacer que me pregunte qué habrás hecho, o qué he hecho, para merecer eso.

Podría decir que el romanticismo es necesario en una relación, que hacer cosas bonitas sin razón aparente para recordar al otro que se le quiere es la chispa de la vida. Pero, mira, no, a mí me tratas bien de normal y hacemos cosas bonitas juntos porque sí, porque si te quiero y sé que me quieres no necesito recordar, porque no se me olvida.

A mí, lo que llamamos romanticismo me parece una forma cursi de excusar las excusas. 

8 comentarios:

  1. Espera que me pongo de pie y aplaudoooo PLAS PLAS PLAS!!!!!!. Sí señora, por fin alguien que siente como yo. GRACIAS.

    ResponderEliminar
  2. Yo creo que el romanticismo es diferente para cada persona. Que a ti no te gusta lo cursi, estupendérrimo; pero eso no quiere decir que los detalles o que alguien piense en ti te parezca mal. A mí me parecen románticos los detalles personalizados, el ser consciente de que la otra persona ha pensando en mi felicidad y bienestar. Igual a ti te gustan otras cosas.

    Y estoy contigo 100% en que hay que ser cariñoso siempre, con todas las personas que queremos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que no me gusta es que "ser romántico", en ese sentido cursi del que creo que hablamos, sea un valor, per se, y no serlo sea una tara.

      Eliminar
  3. A mí una vez me dijo una amiga que hay muchas formas de abrazar, y se refería a esa demostración constante de afecto con hechos, con gestos amables, con palabras reconfortantes, pero lejos del exceso de glucosa, algo que tampoco gasto.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  4. La cursilidad per se es un rollo. Hay momentos de puro romance en la vida que si luego los ves desde fuera piensas "qué horror", pero mientras los vives estás como Carrie con el ruso, al borde del desmayo de tanto romanticismo y tanta perfección. OMG, una referencia a Sexo en Nueva York, ahora ya sí que lo he hecho todo en internet.

    A mí quiéreme de normal y muy de vez en cuando dame un ratito de puro romance. Pero un ratito nada más.

    ResponderEliminar