viernes, 20 de marzo de 2015

Un cambio

Hace unos días leí un post chorra de esos que explicaba que cuando terminamos las cosas que empezamos nos sentimos satisfechos de nosotros mismos y que para cambiar hay que empezar por las pequeñas cosas, para no sentir frustración profunda si no se consiguen y toda esa mierda.

Igual ese día estaba especialmente sensible pero el caso es que me asentí interiormente y con esa voz interior de cuñada de Minglanilla que todas llevamos dentro me dije que sí, que toda la razón, asintiéndome muy fuerte. 

Pensé en que todos los días lo último que veo antes de salir de casa es la cama revuelta, en la rabia que me da y en cuánto me va a molestar encontrarla sin hacer por la noche cuando vuelva, y que sería bonito encontrarla perfecta al ir a acostarme. Y, claro, no tengo Bautista, así que me dije "Gordi, a partir de ahora vas a hacer la cama todos los días antes de salir de casa".

Lo que pasa es que querer introducir este pequeño cambio ha provocado un huracán que no sé yo... porque para hacer la cama comme il faut tengo que levantarme antes, que ajustaba tanto el tiempo que no podía perder ni un segundo o llegaba tarde a trabajar. 

Bueno, va, pues no pasa nada, me levanto antes, que a quién madruga, dios le ayuda.

Mire, yo no sé usté, pero para que yo me despierte antes de manera natural tengo que pasar unas semanas buscando el punto exacto del ritmo ese circadiano de mierda, con varios despertadores voceando Blurred Lines a toda leche. Tras unas semanas de prueba y error, mis vecinos y yo hemos descubierto que el punto exacto ha resultado ser a las 5'45. 

MUY BIEN, CONSEGUIDO. Ahora me levanto a las 5'45. A las 6'15 ya estoy lista para salir de casa. ¿Qué coño hago hasta las 8'00, que es la hora a la que tengo que salir? ¿Qué hostias hace una persona a esas horas? Chica, no hay mal que por bien no venga, me da tiempo de darme una manita de chapa y pintura. Y, ya que estoy, plancho un poco, si eso. Y hasta me da tiempo de tomar un café antes de entrar y leer el periódico.

O sea: que ahora voy a trabajar informadísima y pintada como una puerta porque un día se me ocurrió hacer la cama antes de salir de casa.

Todo es muy normal.

7 comentarios:

  1. Mira, no. Prefiero hacer la cama por la tarde. Es que no me voy a levantar a una hora que empiece a las 5

    Pero vamos, que esto es como todo, que si a ti te cuadra y a ti te hace feliz...

    ResponderEliminar
  2. Pues mira, no es por tocar los güevos, pero eso de hacer la cama por la mañana puede quedar muy aparente y la habitación toa puesta y tal, pero acaba siendo la mayor de las cochinadas. Por los puñeteros ácaros que viven en la cama, qu'icir, y que son muy felices y engordan y crecen (©LesLu) cuando se los deja ahí bien tapaditos, calentidos y humeditos todo el día.
    Lo que necesita una cama es que la dejen ventilando, aireada, soleada y con las sábanas estiradas, cuanto más mejor. El momento más apropiado para hacerla sería justo antes de acostarse.

    ResponderEliminar
  3. En mi caso no es hacer la cama, sino unos desayunos de tres cuartos de hora

    ResponderEliminar
  4. Yo querría que mis ciclos esos empezaran tan pronto para que me diera tiempo a tantas cosas... lástima que he salido más bien de ir al revés y por las noches estoy como las motos pero por la mañana no doy para nada. Y ante el horror de mi madre, lo admito, muchos días no hago la cama. Lo bueno es que me la pela.
    Por cierto, yo una vez me perdí en Minglanilla. Bueno, no me perdí, pero por culpa de un mapa y una mala copiloto dimos cuatro vueltas al pueblo para salir de nuevo a la carretera. XD

    ResponderEliminar
  5. Busca más usuarios para la cama.
    Tu echa más el resto en la cosa de aplastar el Flex, y que lo aplane la parte pasiva.
    Reparto de tareas, se llama.
    (Temo que si algún día me atacan los lumbagos, sea colocando el maldito edredón de invierno que, como supondrás, no es de plumas....).

    ResponderEliminar
  6. 5:45?!?!?! Pero, pero, pero... Yo quiero levantarme a las 6:40, pero ya me doy por imposible y raro es el día que me levanto antes de las 7:30. Pero es que por las noches no me quiero ir a dormir, siempre encuentro algo que hacer.
    Lo de la cama, yo siempre la hacía, hace poco pasé por una fase de no hacerla y ahora la vuelvo a hacer (desde hoy, jajaja). Leí un post una vez que era algo así como que hay que hacer cosas que tu yo del futuro agradecerá y, efectivamente, mi yo de por las tardes adora a mi yo matutina que se esfuerza por hacer la cama.

    ResponderEliminar