martes, 10 de febrero de 2015

Fuera de los estándares de la belleza

Estoy absolutamente horripifascinada con la campaña/movimiento #effyourbeautystandards (algo así como fuera de los estándares de bellezai), de la modelo de talla grande Tess Holliday. Tengo sentimientos encontrados.

Por una vez, y sin que sirva de precedente, me gustaría saber vuestra opinión al respecto antes de contar la mía. 

Aquí Tess, aquí unos amigos.


17 comentarios:

  1. Yo si quieres mi opinión te la doy, claro, pero ¿Sobre qué? ¿Sobre que una chica de 29 años sea noticia porque es modelo de talla grande? No es la primera, no? Quicir, ya han salido más niñas monas de tallas grandes posando en más sitios... Lo que me fascina es que eso sea, precisamente, la noticia. Es un poco y salvando las distancias, como la homosexualidad frente a la heterosexualidad. Hasta que no sea algo que ni falta haga hablar porque lo normal sea que haya de todo como en botica, es que tenemos un problema de miras.
    La chica es mona. Está gorda, pero está proporcionada y sabe posar. Tiene encanto y lo mismo si lo habitual fuera que se mezclaran modelos de esta índole con las más delgadas, las niñas y los niños no tendrían tanto problema social con sus pesos y sus tallas y la gente se fijaría más en otro tipo de cosas, probablemente materiales y físicas igual, que somos todos muy listos, pero ya no, tema tallaje.

    Supongo que hay que hacer campaña a favor de los cuerpos y tallas grandes porque para cuerpos y tallas chicas ya hay suficiente.
    Como dice siempre mi madre, en la equidá está la virtud. Pues en ese punto habría que estar bailando.

    Hala, me voy a por mi café con cruasán, que me lo he ganao.
    PS. No se si era este tipo de opinión y sobre este tipo de tema, pero vamos, que a mí eso de hablar por no callar, mancanta. :P
    Besos, requeteprecious.

    ResponderEliminar
  2. ¿Y esta campaña a qué viene?
    Como si las gordas y las delgadas tengamos que estar separadas. Unas son las fracasadas y otras las cool. Qué coño es esto.
    Y me gustaría ver en una pasarela en París a tanta diversidad como la hay en el mundo.
    Porque las modelos que salen en esas pasarelas representan a una media de chicas, no a todas. Yo no me siento representada. Pero tampoco lo hago con esta chica. No me siento representada por nadie en esta sociedad de mierda que te dicta como tienes que vestir, cómo debes ser y qué debes decir para ser ""algo"" en la vida.
    Ahí está todas las famositas españolas luciendo tetas y culos y muy pocas neuronas. O quizá es lo que se lleva y por eso se comportan así porque saben que de otra manera no serán admitidas en el mundillo televisivo. Eso sí que es penoso.

    Pues así con todo. Adoptan, tanto las chicas como los chicos, pensamientos, maneras de vestir, etc para entrar y estar cuadriculado en esta sociedad de etiquetitas y mierdas.

    Por mí la campaña de gordas sin complejos se puede ir por donde ha venido. También las pasarelas de flacas que no comen chocolate.

    Por mí se pueden ir todos a la mierda :D

    Un besi de una gordita indignada y hormonizada :P

    ResponderEliminar
  3. Yo creo que está bien que haya campañas de mujeres gordas, pero porque tiene que haber de todo.

    Y eso es extendible a las pasarelas, como dicen por ahí arriba. Lo que tienen que hacer es mezclar en los mismos desfiles modelos de todas las tallas, delgadas, gordas y jamonas. Eso sí que sería una gran campaña.

    ResponderEliminar
  4. Donde dices eff es off?

    Como persona visibilizada como gorda no sé si estoy de acuerdo en estas campañas.

    Al final siempre es la confrontación: rubias y morenas, casadas y solteras, con y sin hijos, gordas y delgadas. Todo con A.

    ResponderEliminar
  5. Todo es pendular, ayer delgadas, hoy gordas... en cualquier caso siempre hay alguien decidiendo cómo has de ser para ser guapa obviando la realidad y la salud... 20k de más no es sano, 5 de menos tampoco, pero hay gente perfectamente saludable y proporcionada que es así, pero ea, a ponerlo como canon universal, para que lo cumplan tres dos minutos (porque todo cambia) y el resto se pase la vida haciendo bichorismos... Lo que decías de la canción aquella... No me pareció un canto a la obesidad, sino un canto a un sanísimo "estoy bien y contenta, déjame en paz con tus estándares de delgadez" que ha levantado -por lo que contabas- ampollas...
    Ya basta, que hagan ropa en todas las tallas, que dejen de decirnos cómo ser infelices, que se vayan al guano, así, en general

    ResponderEliminar
  6. Siempre decimos que el exterior no importa, pero es mentira. Si no nos atrae el exterior, el interior no nos importa. Dicho esto, que los cánones de belleza, los estereotipos y los que los alimentan se vayan todos a la mierda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí el exterior me importa. Sobre todo si está sucio o güele mal. Que no quita que el interior también, porque los caramelos con sidral dentro son los más ricos del mundo...

      Eliminar
  7. Pues mi opinión es tal cual la de Fle, qué bien habla la preñi esta, se ve que la futura maternidad le da sabiduría extra.

    Hay de todo en la viña del señor dice la gente, pues así debería ser. Y lo mismo que debe haber gordas, debería haber gordos, y peludas y peludos, y cojos y cojas...

    Y bueno se supone que esto ayuda a disminuir los trastornos en la alimentación?

    ResponderEliminar
  8. La chica es mona, pero los pelos que lleva... En fin.
    Aparte de eso, en qué consiste el movimiento ese?
    Puedes ser mona con 50kg o con 150. Y salir en las revistas por ganar un Nobel o por tirarte a medio Parlamento. La sociedad es así, y todos tenemos un público, si nos ponemos.
    Besos!!

    ResponderEliminar
  9. A mí con estas cosas me pasa como con los "días de...". En un mundo normal, serían superfluos, pero por desgracia hay que recordarle a una parte de la población de que hay cosas que se salen de lo que mal llamamos "normal". Así que ni a favor, ni en contra, ni todo lo contrario, jeje.

    ResponderEliminar
  10. A ver... a mí me parece bien que los gordos estén orgullosos de serlo. No pasa nada, repito NADA, por estar más gordo o más flaco. A mí es que me cansa mucho el asunto de clasificar gente y decir que si esto está bien y esto está mal, pero también me cansa la insistencia de ciertos colectivos con tratar de convencernos de que eso es lo mejor de lo mejor cuando no está tan claro. A ver si me explico, me horroriza la imagen de las modelos anoréxicas y las tallas cero que no son para mujeres adultas, pero tampoco me gusta que mujeres con obesidad (no gorditas, no, obesas) digan que la belleza real es esa. Además, las fotos de modelos de tallas grandes siempre están retocadísimas para que no se vea la celulitis, los pliegues de las lorzas o las estrías... ¿eso es belleza real? NO.
    Igual lo que debería fomentarse es la salud, física y mental (sobre todo esta última) y hacer entender a la sociedad que los kilos no son lo imortante, si no el hecho de estar bien, sano, proporcionado y feliz consigo mismo. Vamos, digo yo...
    un beso.

    ResponderEliminar
  11. Pues a mi me parece perfecto. Tiene que haber ropa para todas las tallas y luego que se la ponga quien quiera.
    Estoy seguro que la pareja de Tess esta tan contento con el conjuntito.

    ResponderEliminar
  12. ¿Y al final? ¿Cuál es tu opinión al respecto?

    ResponderEliminar
  13. Entre muchísimas modelos flacas de vez en cuando apetece ver alguna gordita (joven para que aunque haya mucho este todo en su sitio no fofo) las flacas pueden ser feas.
    Entre muchísimas modelos blancas hay que poner alguna negra, he visto alguna vizca y la actual afectada por el vitiligo.
    todo por aquello de la cuota de particularidad.

    ResponderEliminar
  14. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  15. Como dicen por ahí arriba, no sé de qué hay que opinar, así es que opinaré de la foto y la modelo. Me parece que tiene una cara preciosa, pero lleva un peinado horripilante y la pose, el vestido y el decorado es más horripilante todavía. O sea, que lo que me parece anormal como modelo es cómo va vestida y cómo posa. Eso es lo que para mí está completamente fuera de los estándares de lo bello (o sea, que Cindy Crawford estaría igual de ridícula)

    ResponderEliminar