lunes, 6 de octubre de 2014

El Bien. Y el Mal.

No soy especialmente lista, pero tengo la sensación de que los conceptos del bien y el mal son individuales, personales e intransferibles. Lo que a uno le parece bien, a otro le parece una aberración, y viceversa.

A menudo, más allá de la grandilocuencia parafilosófica del Bien y el Mal, la diferencia en la percepción tiene que ver con la costumbre y el impacto personal. Algo que se ha hecho siempre, que es una tradición, que reconozco como aceptable porque mi entorno lo acepta, aplaude y perpetúa, no puede estar mal. Y algo puede que esté menos mal si no me afecta en absoluto y que, a medida que se me va a acercando, va pareciéndose peligrosamente al mal... y así, ya me comprenden.

Con esta concepción de lo que está bien y lo que está mal, definida por lo que llamamos pomposamente "nuestra cultura" pero en realidad es "a lo que estamos acostumbrados", y delimitada por en qué medida me afecta directamente, tamizamos y procesamos lo que pasa en el mundo. Así nos va.

Y la cuestión es que esto, en sí mismo, no es ni bueno ni malo, es que no puede ser de otra manera, porque no podemos ser otras personas, somos nosotros. Cada uno es un yo, con su propio concepto del Bien y el Mal. Y, no nos engañemos, tratamos de imponerlos siempre que podemos, porque es lo bueno o lo malo, claro.

Lo raro es que no nos hayamos cargado ya la especie humana.

4 comentarios:

  1. Estamos trabajando en ello. ;) Cualquier día nos cargamos la especie, danos un poco más de tiempo... De momento aprovecha lo que puedas, ve haciendo un backup y todo eso.
    Besos!!

    ResponderEliminar
  2. A veces me sorprende lo difusa que es la linea entre el bien y el mal. Cada uno se rige por sus criterios, está claro, pero para mí algo que hace daño (del tipo que sea) a alguien es Mal. Pero se ve que no es tan sencillo...

    ResponderEliminar
  3. Creo que la linea se vuelve confusa en los extremos, pero raramente en lo más básico. De todos modos tienes razón lo que creemos es básicamente lo que hemos aprendido a creer.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  4. El problema está en la falta de respeto y en la imposición de las ideas. A pesar de lo bueno y lo malo subjetivo, hay una ética universal.

    ResponderEliminar