martes, 21 de octubre de 2014

De terapia

Tengo una pesadilla recurrente. Recurrente tipo casi todos los días tengo la sensación de que sueño con eso.

Intentando descifrar el significado de este sueño he leído un porrón de artículos de pseudociencia y de interpretación de los sueños en la Internet porque, sinceramente, me preocupa un poco. Me despierto muy angustiada, con una cosa en movimiento en mi estómago que no, no son gases ni ganas de hacer caca. Y las malas lenguas que me despiertan con un golpecito para ver si me callo si estoy bien dicen que a veces me revuelvo quejosa. Porque tengo la pesadilla, joder.

La cuestión es que todos los pseudoartículos coinciden en el significado. Tiendo a pensar que es porque se han copiado unos de otros claro, pero todos coinciden. Y no es agradable porque no es algo que me guste saber. Bueno, sí, quiero saberlo, pero no me gusta soñarlo. Y estoy preocupada porque creo que va a peor.

El caso es que, inmersa en un momento familiar y personal algo complicado, preocupada por la pesadilla recurrente que me da miedo tener, y con un nivel de decepción vital propio de esta la mediana edad, he decidido empezar de nuevo una terapia. Soy muy fan de ir a terapia y tengo grandes esperanzas puestas en este proceso, que tantas veces me ha ayudado a salir de la mierda.

Para los que no lo sepan, una terapia es un sitio donde va una a decir sus cosas y le obligan a reflexionar sobre esas cosas para encontrar el punto en el que se encontrará mejor. A mí me ha funcionado. Así que después de varias experiencias con gran éxito de público y crítica basadas en el autoconocimiento y esas mierdas pero en otros momentos de la vida, he puesto glandes esperanzas en este nuevo proceso.

He elegido cuidadosamente a una terapeuta que está especializada en otra cosa pero me da un buen rollo de morir, porque se echó unas risas grandes cuando le dije "Espero que en este ocasión sea una terapia mesudalapollista, que me da que es lo que necesito aprender ahora mismo porque, oye, para reflexionar sobre cosas ya tengo un blocks y tengo amigos".

Que no es que esté diciendo que escribir en un blocks sea equiparable a ir a terapia, PERO.

Espero que ella lo haya entendido así o estoy jodida.

5 comentarios:

  1. Yo te traduzco esa pesadilla, venga... Que tengo la app de subconsciente-español, español-subconsciente... (esta última de pago)
    Besos!!

    ResponderEliminar
  2. Mi madre es terapeuta y muy madre. Cuando hizo la carrera mi hermano mayor y yo ya estábamos en el mundo así que hicimos todos los test y bichorismos que le mandaban en clase y se ve que le cogió el gusto porque tanto mi hermano como yo hemos pasado por terapia porque insistía, insistía, insistía; yo estuve cuatro años y lo dejé porque era incompatible con el curro que tenía entonces (por horarios) y mi nivel mesudalapollista es tal que hace cinco años que no me dedico a lo mío y aunque lo echo mucho de menos para que me den ganas de morirme tengo que concentrarme mucho en ello ¡con lo que yo he sido!
    A día de hoy cuando sueño algo que me inquieta pienso en qué ando y suelo encajar bien las piezas -que quizá no tengan que ver con el sueño pero qué demonios, en la vida real consigo que encajen XD- así que ya nos contarás qué tal te va... Yo porque soy pobre que si no superaba la plusmarca de Woody Allen XD

    ResponderEliminar
  3. 1. No has escrito "Internec".
    2. Sólo para asegurarme de que lo he entendido: una terapia mesudalapollista tiene por objetivo que a ti te sude la polla todo, ¿no?
    3. Dame los datos de esa terapeuta y dime en qué está especializada, no vaya a ser. En serio.
    4. Te contesto a lo otro por donde siempre me mandas las cosas (mensaje encriptado incodificable).

    ResponderEliminar
  4. Si te funciona la terapia, publica nombre y coordenadas de la artista, yo ya no tengo miedo de la pesadilla recurrente, un día fuí capaz de escribirla hasta el final y desapareció, pero la realidad es tan p...como ella y no consigo disiparla ni con el bloc ni l@s amig@s.

    Un beso

    ResponderEliminar