martes, 29 de julio de 2014

Me llaman Manolito

Soy una ingenua.

Pensaba que con deshacerme del cepillo de dientes estaba todo solucionado. Y no.

De repente me ha entrado una especie de furor uterino por el cambio, como si quisiera volverlo todo irreconocible para el pasado, para que no me encuentre si vuelve.

He vuelto a cortarme el pelo hasta el absurdo. Corto, muy corto, extremadamente corto, como no le gusta a nadie más que a mí. Pero no me importa.

Mi familia me llama Manolito y casi ni me importa.

Y mi casa... 

De repente me ha parecido muy importante sentir que mi casa deje de ser provisional, porque necesito la sensación de no tener que mudarme de un momento a otro. Así que he cambiado los muebles de mi casa por unos nuevos, de esos que ya no tienen aspecto de todo a cien, de los que costará mover porque tienen un sitio y un peso. 

Y cortinas. He puesto cortinas. ¡Cortinas!

Ahora ya no parece la casa que he compartido con un recuerdo, y eso me gusta. Huele a madera nueva, a nuevo hogar, y eso hace que me sienta un poco nueva yo también.

Y estoy esperando las vacaciones como quien espera un milagro, para emprender una limpieza más profunda, de esas en las que te desprendes de las cosas que crees que ya no vas a necesitar y que a lo mejor nunca has necesitado. O sí, pero ya no. O aún, PERO.

Me llaman Manolito y empiezo sentirme nueva. 

7 comentarios:

  1. No pienso llamarte Manolito, que lo sepas. Siempre me han gustado esos cortes de pelo en las chicas.

    Por otro lado, renovar es BIEN. Aunque sea en los lados opuestos del espectro. Tú conviertes tu casa en la definitiva y yo tengo la impresión de que la mía ya no lo es. Pero el caso es renovarse.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Manolito no está mal. Mucho mejor que cuando mi padre empezó a llamarme "pilililla" la primera vez que me corté el pelo así.

      No sé si es mi casa definitiva, nunca lo sé, pero necesito no estar esperando la próxima mudanza porque sí. LO NECESITO.

      Eliminar
    2. Tal vez meta la pata, pero hay que estar muy delgada para que le quede bien un pelo pelón a una chica....

      Eliminar
    3. Tal vez metas la pata, digo.

      Eliminar
  2. Nuca y cuello accesibles, hmmmmmmm XDDDDDDD
    Cuida con los vampiros!! ;)
    Besos!!

    ResponderEliminar
  3. Yo estoy a nada de volver también a mis cortes de pelo cortos, muy cortos, pero luego me veo el pelo taaaaan largo y me siento taaaaan femenina, que lo dejo pasar otra semana.
    Los cambios ayudan a renovarse, de pelo y de muebles. Mola sentirse cómoda en casa.

    ResponderEliminar