lunes, 21 de octubre de 2013

Cosas que escucho varias veces todos los días que me están quitando la vida

- Estoy hecha un lío.
- Estoy hecho un lío.
- Me ahogo.
- Me siento desubicado.
- Me siento desubicada.
- Me siento muy sola.
- Me siento muy solo.
- Nadie me entiende.
- No entiendo a nadie.
- No me entiendo.
- No puedo respirar.
- No sé qué hacer.
- No sé que quiero hacer en mi vida.
- No quiero separarme pero
- Quiero cambiar mi vida pero no sé cómo.
- Sé que lo que estoy haciendo no está bien pero no puedo dejar de hacerlo.
- Siento que no he hecho nada de provecho en mi vida.
- Ya no aguanto más esta situación.
- Ya no quiero a mi marido.
- Ya no quiero a mi mujer.

La crisis de los cuarenta, que dicen.

Vaya mierda de generación.

22 comentarios:

  1. Tranquila, es sólo el paso previo a cuando cumples los 45-50 y empieza todo a sudarte el pokemon. ESA es la verdadera buena edad, y no cuando tienes la cara llena de granos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo del pokemon me lo apunto, que lo sepas. No, no es la verdadera buena edad. Al menos, no para mí.

      Eliminar
  2. Yo creo que tengo de esto. Los cuarenta son 40 minutos después de despertarte, ¿no?

    ResponderEliminar
  3. Por mi experiencia los que dicen estas cosas más de dos días seguidos a los 40, las decían muy parecidas a los 18... es sólo que con "la crisis de los 40" tienen una excusa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Igual es una excusa pero, no, no es así en estos casos. Al parecer, nos hacemos mayores y las cosas se remueven. Y cambian. Y mierdas.

      Eliminar
  4. El que quiere hacer, hace, y el que no quiere hacer, porque se ha acomodado en una situación, aunque en el fondo rea insatisfactoria, pero quiere quedar bien, usa este tipo de excusas. Sin más.

    ResponderEliminar
  5. Fíjate que a mí me parece una excusa cojonuda para justificar lo que no podemos justificar, y de una inmadurez preocupante. Pero es que yo soy un poquito chunga, y una descreída de esos intensismos...

    Y como dice Livia, todo lo que va delante de un "pero" no cuenta. "Te quiero mucho PERO...", "No quiero hacerte daño PERO...", chorradas y excusas. Y además, de las baratitas. Me ha puesto de mal humor este post.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces sí y a veces no.

      No tenía la intención de poner de mal humor a nadie y menos a ti.

      Eliminar
  6. - Estoy hecho un lío.
    - No me entiendo.
    - No sé qué hacer.
    - No sé que quiero hacer en mi vida.
    - Quiero cambiar mi vida pero no sé cómo.
    - Sé que lo que estoy haciendo no está bien pero no puedo dejar de hacerlo.
    - Ya no aguanto más esta situación.

    Pero al final pillo cualquier cosa de la nevera y en cuanto he cerrado la puerta se me pasa. Lo que va faltal para mi dieta claro está. A ver si es verdad y a los 45 se me pasa.

    ResponderEliminar
  7. El que quiere cambiar su vida, lo hace. Eso son autojustificaciones para no sentirse mal por no hacer absolutamente nada por evitar las situaciones en las que se mete o en las que vive.

    Siempre hay una opción, aunque suene absurdo y manido.

    ResponderEliminar
  8. Es lo que pasa, Gordi, la queja es gratis y nos quejamos por vicio. Y para no darnos tanto asco, miramos la miseria ajena de aquellos que sí tienen razones para quejarse de verdad.

    Hoy has hecho que de un modo u otro, nos miremos al espejo.

    ¡Qué tal el fin de semana, Gordi! Espero que bien.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nunca he tenido claro qué es lo que merece una queja y qué es lo que no.

      El finde regulero, qué quieres que te diga.

      Eliminar
  9. La crisis de los 40 no existe, son tonterías de quien no tiene problemas de verdad.

    ResponderEliminar
  10. ¿No tienen Twitter para contarlo?

    ResponderEliminar
  11. Es la desidia. Queremos que nuestra vida cambie y buscamos excusas para no hacerlo y así justificar nuestro miedo al cambio

    ResponderEliminar