lunes, 22 de abril de 2013

Miedo

Hace unos días me di cuenta de una cosa que no sé si voy a saber explicar. Una cosa que me da mucho miedo. Una cosa que me aterroriza .

Creo que he llegado al punto en el que me da exactamente igual estar tan gorda.

9 comentarios:

  1. ¿Y exactamente qué te da miedo? porque eso no es terrorífico, eso es fenomenal. Otra cosa es la salú, ahí ya... pero el que te de igual cómo estés, ¿es malo? ¿Andestá el pavor y el terror? Miedo sería que te diera igual usar homberas o tejanos nevaditos, eso sí da acojone... pero que te de igual estar gorda... ya querría yo llegar a ese sincero punto de me da igual cómo estoy, que no hago namás que de sufrir y de sufrir!


    Besos gordos :P

    ResponderEliminar
  2. La autoestima no entiende de cánones estéticos.

    ResponderEliminar
  3. Me quedo pensando en por qué te aterroriza...? Cuál es la razón exacta?

    ResponderEliminar
  4. Exacto: qué es lo que realmente te da tanto miedo? Yo creo que es tremendamente liberador. Te has aceptado tal y como eres.
    Luego dices eso de: me da exactamente igual estar TAN gorda. TAN? Comparado con qué o con quién? En qué escala?
    Como te han dicho ya, si tú estas bien de salud, si no tienes problemas cardiovasculares, etc, derivados del sobrepeso, si puedes hacer una vida completamente normal,... A qué le tienes miedo?
    Ojalá todas las mujeres pudieran llegar a ese punto al que tú has llegado.

    ResponderEliminar
  5. Tiene miedo de que le tengamos manía por ser tan guay y odiosa, está claro. Y nosotras con nuestras lechugas, como gilipollas.

    ResponderEliminar
  6. Teniendo en cuenta que si no tengo ningún freno de aquí a unos seis meses pesaré tres toneladas y tendrán que sacarme de casa con grúa... Sí, envidiadme.

    ResponderEliminar
  7. No te envidio.
    Para mi la pregunta es:
    por qué algo que antes te inquietaba ahora no te importa o está dejando de hacerlo?
    quizá porque has cambiado tus cánones estéticos y ya no son los griegos. Muy bien, estupendo, pero eso no aterroriza, sería tu elección.
    Lo que puede llegar a atemorizar yo creo que es el darse por vencido, el abandonarse, dejarse llevar por la pereza, la molicie, la flojera que te haga llegar a donde tú no quieres ir ni por estética ni,como dicen por ahí arriba, primordialmente por salud.

    ResponderEliminar
  8. Buifff.... vamos al revés... yo ahora parece que empiezo a obsesionarme (de nuevo y por tercera vez en mi vida) con mi peso y mi tamaño. Qué asco todo!!

    ResponderEliminar
  9. Chata, una cosa es que no te importe estar gorda y otra que te abandones a tu suerte lorcística, eh. Porque ahí ya entra el tema salud y eso si quenoqueno. No me seas dramática de la muerte y estate por lo que tiés que estar.

    Y que te suden las carnes pero que no te dejes, que te zurro.

    Por cierto, a RIZOSA: Deja de comer lechuga, es fatal para el estómago. te infla y es poco digestiva. Dale mejor a la judía verde medio cocida. Da la misma grima, pero te hincha menos. :P

    besos a las dos.

    ResponderEliminar