viernes, 21 de diciembre de 2012

Si el mundo se acaba

Soy una mujer precavida. Si el mundo se acaba el 21 de diciembre de 2012 yo lo habré empezado frinkando. ¿Queda soez y fuera de lugar? Puede. ¿Podría haber elegido hacer algo mejor? A esa hora, no.

Como la Fle, habré ido a trabajar, sufriendo los mismos problemas logísticos de toooodos los días, quizás pensando en algún momento que, oye, mira, igual es la última vez que pasa, me encante y llegue más tarde aún. 

Si el mundo se acaba habré almorzado con algunos de mis mejores amigos, como cada viernes. Habré escuchado mi lista de canciones más favoritas del mundo, como cada mañana. Habré reído y llorado a partes iguales en el trabajo, como todos los días.

Y, de bonus track, mi jefe habrá organizado un aperitivo navideño, en ausencia de cena y amigo invisible, nos reiremos un rato de los últimos acontecimientos, cantaremos Call me maybe y perderemos un ratito con eso de que es Navidad, tenemos unos días de vacaciones y tal.

Si el mundo se acaba habré comido con mi familia y habré dormido la siesta rodeada de cojines y pies peludos del 43, como casi todos los viernes. Habré merendado un Colacao con mi madre en la cocina, después de poner los adornos navideños y ayudarle a recoger y planchar la ropa.

Si el mundo se acaba habré tomado una cerveza con mis amigas, me habré dado una ducha reparadora y habré salido a cenar y a tomar unas copas, pintá como una puerta, con mis maravillosísimos zapatos nuevos, no vaya a ser que la palme sin estrenarlos.

Si el mundo se acaba habré disfrutado un rato de amigos que están lejos a través del correo, del teléfono, de Tuiter, de Facebook, de Instagram, de este blog... Si el mundo se acaba el 21 de diciembre de 2012 me pilla con todo hecho, la verdad.

Si el mundo se acaba, como dice La Rizos, que me pille donde estoy ahora. Y en viernes.

Por si acaso, por si el mundo se acaba, quiero mi canción favorita:

7 comentarios:

  1. esa es la actitud adecuada tanto si se aba ael mundo ,como si decide durar un poco más.
    Un mega besazo por si se acaba

    ResponderEliminar
  2. Oye, qué post más bonito. Ahora, el franchute ese yo creo que es gayer. Vamos, que se le ve que patina mucho. Ojo, que a mí me da lo mismo. Pero vamos marikong seguro. Séh.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Era el marido de Jane Birkin, con quien cantó "Je t'aime, moi non plus". Ahí es ná. Me encanta verte por aquí :)

      Eliminar
  3. Si has hecho todo eso y además te pintas como una puerta, el mundo entonces acaba bien.

    ResponderEliminar
  4. Por si se acaba el mundo, ¡te quiero, rubia!

    ResponderEliminar
  5. Acabo de descubrir de dónde saco Eugenio su personaje.

    ResponderEliminar