sábado, 25 de agosto de 2012

El reto

Querida  Gordi:

Se acabó, ya está bien de llorar a mares al menos de momento y aquí. ¡YA ESTÁ BIEN!

Sí, ya lo sé, decir adiós es muy triste. Últimamente has tenido que decir adiós muy a menudo, demasiado a menudo. A veces por un ratito, otras para siempre, otras hasta nunca, otras... otras no sabemos hasta cuándo. Y ya sé que decir adiós cuando una no quiere, pues es muy triste, sí.

Pero estás llegando al límite. Ese dolor de corazón no es normal. Esas agujetas de llorar y de aguantar el llanto no son normales. Esa pena en soledad no es normal. Esto tiene que cambiar. Porque, además, te estás convirtiendo en un auténtico coñazo.

No sabemos muy bien cómo se hace eso de intentar ver el lado bueno de las cosas, evadirse y olvidar lo malo... Sí, es lo que tiene ser muy drama queen, que a una le cuesta quitarse la mochila cargada con toneladas de sentimientos y dejarse llevar por las pocas cosas buenas que tiene la vida. Lo sé. No sabemos cómo se hace pero tenemos que ponernos en marcha porque así no vamos a aguantar cuerdas mucho más. Lo haremos juntas, ya verás.

Así que, aquí y ahora, te reto.

Te reto a sobreponerte al dolor, a despedirte con una sonrisa y un te quiero, y a levantarte cada mañana con ganas de que pasen los días hasta volver a decir ¡HOLA! con otra sonrisa y un te quiero más grande todavía.

Espero que aceptes el reto porque así no me caes ni medio bien.

Y que te quiero, tonta.


Tu blog.

10 comentarios:

  1. Pues yo espero que el mío no se me ponga chulesco también, porque tendremos un problema.

    Un besaco gigante, espero que aceptes ese reto :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡La rebelión de los blogses!

      Yo también lo espero. Un beso, guapa.

      Eliminar
  2. Tu blog mola, hazle caso, acepta el reto!

    Y luego nos cuentas, claro :P

    besetes!

    ResponderEliminar
  3. Una frase que a mí me ayuda mucho en los momentos flojillos es :"Tu estado de ánimo lo controlas tú". Cuando estoy triste me obligo a no estarlo, a sonreír, a gritar si es necesario (dentro de poco escribiré un post sobre mis gritos) y a reirme de todo. Mis problemas no se van, pero al menos, yo me siento mejor.
    Haz caso a tu blog, se nota que es sabio.
    Besos y fuerza!!

    ResponderEliminar
  4. Me alegra mucho que tu blog te haya retado así, y que tú hayas aceptado el reto. Ánimo y a por él!
    Ah, y nosotros también te queremos mazo. ;)
    Muacks!

    ResponderEliminar
  5. tus lectores también te queremos mucho y esperamos que superes el reto del blog.
    Un super besazo con abrazo de oso de peluche incluido

    ResponderEliminar
  6. No es malo estar triste, pero sí lo es estar demasiado tiempo..y es tan difícil no estarlo, cuando el cuerpo te lo pide..pero los retos están para dos cosas, aceptarlos y remontarlos, sino a la primera, a la segunda, o a la tercera, pero siempre, intentándolo.

    ResponderEliminar