lunes, 30 de julio de 2012

Escribir

¿Cómo he llegado a convertirme en una persona que escribe sin parar, casi compulsivamente? ¿Por qué siento la necesidad de escribir todo el tiempo?

Ni siquiera se trata de contar todo lo que me pasa, o todo lo que me preocupa, o todo lo que siento, ni siquiera es eso. Es algo más profundo. 

Escribir se ha convertido en una especie de argamasa que cubre las grietas de mi burbuja. No tengo claro hasta cuándo va a aguantar. A veces pienso que es una burbuja sólida que me protege de todo mal y me siento segura. Otras, más a menudo, veo amenazas por todas partes, noto los embites de la realidad, más o menos fuertes, y me dan ganas de acurrucarme en un rincón, porque no tengo claro que vaya a resistir. Pero sigo escribiendo. Por si acaso.

Y ese "por si acaso" son posts que nunca publico, libros que nunca termino, correos que nunca envío... un mundo de palabras escondido que, probablemente, morirá conmigo.

Escribir se ha convertido en una terapia inacabada. En un mar de lágrimas que componen una melodía que nunca tiene fin.


Lacrimosa, Wolfgang Amadeus Mozart.

7 comentarios:

  1. Todos llevamos una mochila en la que hemos cargado inseguridades, dudas, pesares, sueños que no tenemos esperanza de cumplir y que se yo cuantas cosas más. Y buscamos aquellos remedios que nos hagan el peso más llevadero. Escribir es tu remedio y no estás sola en eso.

    ResponderEliminar
  2. http://www.youtube.com/watch?v=6KUDs8KJc_c&feature=related

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé si lo sabías, porque lo he dicho muchas veces, pero es mi pieza favorita EVER. Gracias.

      Eliminar
  3. Escribí diarios y cartas y redacciones mierder durante toda la adolescencia y parte de la carrera...de las mejores cosas que me han pasado en los últimos años ha sido recuperar la escritura, por todo, porque me divierto, me desahogo (incluso sin hablar de lo que me preocupa en el momento), si te hace bien, es que es bueno.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo he escrito toda mi vida, pero esto es diferente. Y sí, creo que me hace bien. También me hace mucho bien leerte pero de eso hablaremos otro día ;)

      Eliminar
    2. Se me ha puesto una sonrisilla de creída total, que mola mil...

      Eliminar
  4. Acabo de pasearme por todo tu blog...escribir, es distinto para cada persona..pero escribe..durante éstas casi dos horas, he sufrido la pérdida de Aquiles, he reido con el reencuentro, entendí a la amante del marido de la casada rancia...y sufrí con la patidora..no lo dejes, gracias mil..
    Me encanta que no tengas palabreja para publicar

    ResponderEliminar