miércoles, 18 de enero de 2012

Infidelidades

La infidelidad. ¿Qué entendemos por infidelidad? Quiero decir ¿un polvo de una noche es igual de infidelidad que una relación mantenida en el tiempo? Ser infiel ¿es un defecto, una desviación del comportamiento, una inmoralidad, una cualidad o una putada? Qué es más difícil perdonar ¿el de una noche o el de muchas noches? Y ¿es peor ser infiel con muchas personas una vez o con una persona muchas veces? ¿El arrepentimiento es atenuante? ¿Puede recuperarse una relación estable de una infidelidad? ¿Por qué lo hacen? ¿Morbo? ¿Deseo? ¿Ganas? ¿Autoafirmación? ¿Ego? Ser fiel ¿es amar más o mejor? ¿Es conformarse? ¿Por qué los 40 son el pistoletazo de salida para muchas infidelidades? ¿Por qué muchas mujeres lloran cuando te cuentan sus infidelidades y los hombres sonríen? ¿Puede haber alguien tan lerdo que no cace a la persona con la que comparte su vida cuando se la está pegando día sí y día también? ¿Por qué en las películas pillan las infidelidades a la primera y en la vida carnal se obvia el tufo a Trésor? ¿Hay gente que aguanta porque no quiere cambios en su vida? ¿Por qué hay tantos infieles que juran y perjuran que aman a su pareja y no quieren hacerle daño? ¿Es la infidelidad una muestra de desamor o de indiferencia? Ser infiel ¿soluciona problemas de autoestima? ¿Es cierto que no se puede responder a estas preguntas, que la infidelidad pasa porque sí?

La infidelidad está a mi alrededor todo el tiempo. Todo el mundo me cuenta sus infidelidades. Yo escucho atentamente, pero sigo sin comprender nada.

Como monógama conceptual convencida, no entiendo nada.

24 comentarios:

  1. Has resumido toda la teoría del cuerno en 20 líneas.

    Siempre he pensado que la infidelidad no suele ser gratuita, por lo menos en los casos que he conocido de cerca, siempre ha venido a raíz de otro problema de pareja.

    Personalmente, creo que no podría remontar una infidelidad, por una cuestión de mi forma de ser, si dejo de confiar en alguien es del todo.

    Que sepas que he estado tentada de contestar a cada una de las preguntas, pero hubiese acabado mañana y tampoco hubiese resuelto nada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encantaría conocer las respuestas, Bich.

      Eliminar
    2. Yo también soy del club de "no entiendo nada". Pero me parece que la infidelidad siempre implica indiferencia, Te da igual perder lo que ya tienes con tu pareja. Si no, no te arriesgarías a que se estropeara. Y lo siento, pero para mí el arrepentiemiento no es atenuante.

      Eliminar
    3. Ah, que se me ha pasado decirlo antes. Gran post. Me ha encantado.

      Eliminar
  2. Yo tampoco entiendo nada.

    ResponderEliminar
  3. A lo mejor cuando me haga mayor lo entiendo. Pero creo que tampoco.

    ResponderEliminar
  4. Sí, cuando seais mayores lo entendereis...

    Fdo.
    La abuela cebolleta

    ResponderEliminar
  5. Te iba a contestar una parrafada, porque has puesto en mi mente una idea que mascaba hace tiempo (difusa, algo rara) ha sido leerte... y un chorro de imágenes de mi vida ha pasado por mi cabeza (como el túnel ese de los que han tenido un pasmo) y he encontrado la explicación a muchas de mis preguntas sobre la infidelidad.

    Así que si no te importa te enlazo, y mañana si puedo me pongo al lío del tecleo.

    ResponderEliminar
  6. Yo tampoco entiendo nada.
    Lo peor es que tener la infidelidad alrededor me hace volverme escéptica. Y cínica.
    Un asco.

    ResponderEliminar
  7. Yo siempre he pensado que las infidelidades solo las entiendes los que han sido infieles...
    Yo como también he sido siempre monógama no alcanzo a hacerme una idea, es demasiado complicado....

    besotes!

    ResponderEliminar
  8. Vengo del blog de Fiebre, y creo que voy a acabar yo también hablando de infidelidades en mi blog! Yo no entiendo una pareja sin fidelidad, pero entiendo por qué mucha gente llega a ser infiel. Eso sí, también estoy convencida de que los que mantienen esa situación lo hacen por miedo a enfrentarse con sus problemas, y muchas veces por comodidad. Y desde luego, no lo comparto.

    Bueno, me quedo por aquí :).

    ResponderEliminar
  9. Muchas preguntas y casi todas sin respuesta clara. Yo tampoco entiendo nada, es más, creo que los mismo infieles tampoco lo entienden... Supongo que el 'porque sí' resume este absurdo muy pero que muy bien.

    Besos.

    ResponderEliminar
  10. Se es infiel porque se quiere y punto. Porque quieres vivir algo diferente, por deseo puntual, porque estás hasta los huevos... por lo que quieras, pero principalmente porque a uno le da la real gana.


    Un saludo

    ResponderEliminar
  11. Yo he sido infiel de sentimiento, y es totalmente normal llegar a eso cuando la atención que recibes de tu pareja es casi nula. Cualquier otra persona que se interese mínimamente por ti te enamorará, aunque no sea más que un espejismo que se difuminará en cuanto acabes con tu relación. Y por qué ver la infidelidad como algo negativo? A mi las infidelidades tanto las mías como las de ellos, me han ayudado a acabar con relaciones que no iban a ninguna parte y de no haber sido por ellas...quizá aún estaría sufriendo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jopé me has leido el sentimiento....me pasó como a tí, cuando supe que él estaba enamorado de mí cai como una tonta...abajo lo cuento...gracias a dios se pasó y no tuvo más consecuencias, aún queda algo pero no tiene futuro...consuela saber que no eres la única.

      Eliminar
  12. Coincido con Cocci. Cuando era (más) joven no entendía ni al infiel ni a "la otra", estaba convencida de que yo eso nunca lo haría, y como suele pasar, te acabas dando cuenta de que las cosas no son tan simples. Cuando la infidelidad ayuda a terminar una relación, bienvenida sea si no hay otra forma de cortar por lo sano. Eso sí, lo que no entenderé nunca es la infidelidad por sistema, llevando vidas paralelas (y no solo dos, que hay quien lleva más de dos).

    Y, por supuesto, como tu pareja no te cuide e incluso de maltrate (y no hablo de pegar, hablo de tratarte mal, del maltrato sicológico, que abunda mucho más de lo que creemos) está abonando el terreno para que aparezca otro y ocupe su lugar, aunque solo sea temporalmente.

    ResponderEliminar
  13. La infidelidad no tienes que ver con el amor sino con el respeto, los motivos pueden ser muchos y pueden estar justificados, yo creo que no es bueno señalar, uno es infiel porque le falta algo asi nomas es...en un edad madura yo creo que ya no será asi.

    ResponderEliminar
  14. Yo también vengo del blog de Fiebre y allí he dicho lo que creo...como Cocci fui infiel de sentimiento sin buscarlo y no se porqué fue, quizá tantos años, quizá porque mi pareja esta demasiado seguro, quizá porque ya no me estimulaba, el caso es que cuando caí...(sin piel como dicen otros) me sentí viva, guapa, feliz y a la vez triste, culpable, horrible y todo eso sin sexo y a distancia..¡no te lo pierdas! le veía poco pero soñaba con soñar con él...le deseaba...en fin..sabía que se pasaría como así ha sido..pero me hizo renacer. Jamás dije nada ni a él, que estaba en la misma situación, pero ambos sabíamos que era imposible e implanteable...si hubiera habido sexo ¿que hubiera pasado? pues pienso que no hubiera haabido vuelta atrás y que probablemente hubiera fracasado la aventura y el resto de nuestra vida...¡nos jugabamos demasiado!...no me gusta la infidelidad y si me hubieran preguntado hace años hubiera dicho que jamás me pasaría.....en fin es muy complicado...

    ResponderEliminar
  15. Yo tampoco entiendo nada. Ni tengo respuesta a ninguna de tus preguntas.

    Soy monógama por convicción y porque, si estoy feliz y enamorada no necesito a nadie más allá de mi pareja. También creo que la fidelidad se trata, sobre todo de lealtad y respeto.

    Es cierto, como ya han comentado por ahí arriba, que hay ocasiones en que una infidelidad solamente es la última señal de que una relación hace aguas y es lo que sirve para decidirse a tomar una decisión (valga la redundancia) difícil.

    Pero lo que no entiendo ni entenderé jamás es al que es infiel por sistema y diversión mientras mantiene una vida "convencional" paralela y de cara a la galería, a la persona que se acuesta con todo lo que se le pone a tiro mientras tiene a su pareja en casa convencida de que son felices juntos... Para mí, eso es deslealtad y falta de respeto por encima de la parte física.

    Hace pocos días yo también me planteé y escribí sobre esta cuestión de la infidelidad "como deporte". Creo que la clave está en que esas personas mantienen su vida "legal y oficial" por comfortabilidad, por comodidad, porque es lo que toca, pero no es ese el estilo de vida que realmente quieren. Y me parece egoísta quererlo tener todo en esta a vida aún a costa de poder causar daño a terceros.

    ResponderEliminar
  16. Una recomendación de Fiebre es como un sello de calidad ISO-201200 (existe eso? jajaja).
    Tira la piedra y esconde la mano. O tira la piedra que causa el derrumbe de El Gran Cañón y esconde la mano. Avalancha.
    Porque hay cien mil tipos de infidelidad como hay cien mil tipos de parejas. La monogamia como la democracia es el mejor de los males posibles. La anarquía y el amor libre serían, en mi opinión, utopías, maravillas absolutamente imposibles. Porque alguien grita "OR-GA-NI-ZA-CIÓN!" como en el chiste. Que nadie quiere que le den por donde no.
    Supongo que para explicarte mis propias conclusiones destiladas por el tiempo (Burke decía q tópicos eran la sabiduría que permeaba el tiempo) debería ir al terreno de lo personal, pero no nos conocemos lo suficiente, o este no es lugar donde se pueda hablar en confidencia.
    Lo que sí se es lo de San Pablo, que en habiendo amor, todo lo demás es relativo y chiquitajo. Y, esto lo digo yo: que nadie es perfecto, y que el sexo es tan apasionaaaante y el ego tan frágil que no sabes si beberás del agua (ajena) y si estará contaminada y ya no podrás volver a beber de la de tu grifo porque estarás muerto.
    Los cuernos que recibes son como los que sufre el yanki que fue a probarse a los SanFermines y no entendió que no es deporte sin riesgos. Duelen, rompen cosas dentro, hacen cicatrices que uno no puede reseguir con el dedo sin recordar el daño y el temor...
    Los que pones tú mismo son como todos tus pecados: finalmente justificados por uno mismo, que uno no puede ser juez tan severo de uno mismo como desearia por la cuenta que le trae... Y quién no robaría (elige el pecado de tu elección) si supiera que puede hacerlo sin que nadie lo sepa? El crimen compensa, y si no lo hace, es porque mal está lo que mal acaba: con el castigo, la pérdida de todo lo que conseguiste ilícitamente y de lo lícito por extensión. Así que el hombre sonríe porque salió bien parado y la mujer llora porque realmente no salió o ... Y nota al margen: la mujer ahora es siempre la mejor y la maravillosa? es moda decir que si hay diferencias de sexos son de Ggggüena - Malo/Tonto/Simple/Mezquino? Pues yo soy hombre y me niego a creerlo, aunque sólo sea porque me jode ese meme políticamente correcto, tan guay, de exaltación (a nuestra costa, gracias a la boba de Aido y semejantes) del sexo opuesto. Aunque sólo sea por eso.
    Bueno, y me he desviado... Porque eso es infidelidad, desviarse del camino trazado, del plan, del objetivo... Y donde acabes cuando te desvias, eso es misterio y sorpresa (mala o buena). Ya lo decía Tolkien "el camino sigue y sigue detrás de la puerta y quizás aun encontremos un arbol o una fuente q nadie ha visto sino nosotros...."
    Un abrazo desde Noruega,
    rafarrojas

    ResponderEliminar
  17. Perdón por comentar tarde, pero quería apotar mi granito de arena. Creo que la mayoría de gente es infiel porque con el tiempo, comer siempre lo mismo, cansa. Aunque puedas aliñar el menú, cocinarlo de mil formas, una lentejas, siempre serán unas lentejas. Y por encima de la razón y de los convencionalismos sociales, por encima del compromiso, somos animales, y el sexo es muy animal. Así que, después de 10 años de relación, el que no es infiel, es porque no puede.

    ResponderEliminar